Lunes, 15 de octubre, 2018 | 9:04 pm

¿Será que el caos total es la meta?



Pareciera que los responsables de los principales partidos políticos del país se han propuesto crear un caos de tal magnitud que se lleve de plano el sistema de partidos como lo conocemos hasta ahora, y de paso también a instituciones tan importantes como la Junta Central Electoral.

Influyentes representantes de esas organizaciones han llegado a un consenso, en torno al que sin duda puede ser calificado como uno de los más absurdos y complejos sistemas de elecciones de candidatos imaginables en la faz de la tierra.

A groso modo, pretenden aprobar en la ley de partidos que cada organización decida el modelo de primarias (abiertas o cerradas) de su preferencia, pero también puede escoger asambleas de delegados o militantes.

Entonces, el mismo día la Junta deberá organizarle y celebrarle el proceso a cada uno de los partidos reconocidos con el sistema que ellos elijan.

Es decir, que en las mismas doce horas (6:00 de la mañana a 6:00 de la tarde) la Junta deberá celebrar tantas primarias abiertas, cerradas, asambleas de delegados o de militantes como partidos que se hayan decidido por uno de esos sistemas.

Lo complejo y absurdo de esa propuesta es de tal nivel que solo si la intención es crear un caos se puede explicar que tal idea haya sido anidada en la mente de alguien con un mínimo de sentido común.