Sábado, 19 de mayo, 2018 | 1:17 pm

Ser parte de la solución



Los ciudadanos tenemos la responsabilidad de involucrarnos en acciones positivas que contribuyan a expandir los valores. No puede pasar de largo frente la necesidad de hacer crecer el bien. Si nos volvemos sordos, ciegos y mudos se multiplica y se amplifica el mal.

Jesús dijo que los hijos de las tinieblas son más astutos que los de la luz. Hay muchos involucrados en sembrar el mal en el mundo promoviendo vicios y delincuencia.

El micro y narcotráfico han crecido de forma vertiginosa porque tienen redes de interés común muy efectivas. Para luchar contra este flagelo, y con todo lo que daña la dignidad humana, se necesita más gente interesadas en impulsar causas éticas y transformadoras.

El involucramiento es el mecanismo idóneo para generar un efecto multiplicador de lo que queremos afianzar en las familias y en la sociedad. Cruzarse de brazos es cerrar los ojos ante lo que mata espiritualmente y moralmente al ser humano.

La actitud de avestruz, el no reconocer los problemas y no asumir protagonismo en solucionarlos, hace que estos se magnifiquen.

Es muy común escuchar a la gente quejarse de que la violencia nos está arropando y de que los antivalores están carcomiendo la sociedad.

Lo que no es común son las interrogantes propositivas: ¿qué puedo hacer para ver menos basura en las calles?

¿Qué puedo hacer para que paren los feminicidios y suicidios? ¿Qué puedo hacer para que exista menos pobreza? ¿Qué puedo hacer para que se reduzca la violencia? ¿Qué puedo ser para que mi país sea mejor? Involúcrate, y contribuye a ser parte de la solución, no del problema.

Ese es un imperativo para los ciudadanos responsables.
El logro del 4 % para la educación fue ejemplo de que la participación de la ciudadanía impacta en las decisiones públicas y en la reducción de la desigualdad.

Se obtuvo una conquista histórica que puso en evidencia que las leyes no son letra muerta si la ciudadanía se une para exigir su cumplimiento.

El camino recorrido demuestra que con el involucramiento de todos podemos mejorar la calidad de la educación y muchas cosas más.

Publicidad