Miércoles, 19 de septiembre, 2018 | 9:17 pm

Semana Santa aumenta cantidad diabéticos descompensados

Dra Dolores Mejia


Santo Domingo.-En el asueto de Semana Santa aumentan los diabéticos descontrolados, por el descuido en la alimentación, ejercicio físico, y los controles que deben llevar los que padecen esa enfermedad.

La doctora Dolores Mejía, presidenta de la Sociedad Dominicana de Endocrinología y Nutrición, hizo un llamado a la población dominicana que sufre diabetes a no descuidar sus tratamientos y recomendaciones de su médico en cuanto a cantidad y tipos de alimentos que puede ingerir.

Se recuerda que la diabetes afecta al 10 por ciento de la población dominicana y que el 25 por ciento tiene algún tipo de anomalía con riesgo de desarrollar resistencia a la insulina, según el Estudio de los Factores de Riesgo Cardiovascular y Síndrome Metabólico en la República Dominicana (EFRICARD II).

Mejía informó que la Sociedad realiza este jueves operativos en los distintos peajes de la capital con el lema “Cuídate y vuelve” para entregar materiales que enseñan a la población sobre los cuidados a los vacacionistas diabéticos.

Dijo que los alimentos que deben controlarse más son los ricos en carbohidratos como el pan, pasta, cereales, tubérculos, harina, papas, guisantes, habas, legumbres, arroz, bebidas azucaradas, y jugos de fruta, ya que tienen un efecto directo sobre la glucemia.

Dijo que las personas con diabetes pueden disfrutar de las comidas tradicionales de la fecha pero sustituyendo el azúcar por edulcorantes artificiales, en cantidades moderadas y con permiso de su médico de cabecera.

“Una buena opción es elaborar los postres notros mismos en nuestras casas y sustituyendo el azúcar”, refirió Mejía.

Advirtió que en el asueto de Semana Santa el horario de comidas y ejercicio físico varía porque se está de vacaciones, además de que se cambia de ambiente y la preparación de los alimentos pasa al control de terceros.

“Desplazarse de su entorno habitual puede suponer un pequeño trastorno para gente con diabetes”, señaló la doctora Mejía.

Recordó que el diabético debe seguir en Semana Santa las reglas que aplica durante todo el año, si quiere mantener bajo control su enfermedad.

Recomendó usar sandalias que cubran bien los dedos y los talones de los pies, ya que es una zona delicada para el diabético.

Recordó que los problemas neurológicos y vasculares de los diabéticos provocan la pérdida de sensibilidad en los pies, y las heridas no se sienten, por lo que llamó a revisarse los pies al final del día por si hay alguna cortada o golpe y así evitar infecciones.

Reconoció que la diabetes no supone un impedimento a la hora de disfrutar de las actividades habituales de semana santa como viajar, ir a la playa, pasear o practicar deporte al aire libre.

Dijo que los síntomas de hipoglucemia son sudoración, debilidad, temblores y sensación de cansancio, algunos y llamó a estar atentos ante cualquiera de estos y prestarle atención inmediata.

Exhortó tomar abundante agua y aprovechar el tiempo de asueto para cuidar la alimentación y practicar ejercicio.

Señaló que el botiquín del diabético debe contener medidor de glucosa, jeringas para insulina, tabletas de glucosa o dulces, pastillas para la diabetes, contra el dolor, fiebre o diarrea; glucagón, e insulinas de repuesto.

Noticias Relacionadas