Lunes, 16 de julio, 2018 | 1:55 pm

Se suicida otro taxista por deudas en NY; anteriormente lo hicieron dos dominicanos

ahorcado


Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.-Seis taxistas se han suicidado en esta ciudad en los últimos meses, entre ellos dos dominicanos, por deudas acumuladas y las excesivas multas que impone la Comisión de Taxis y Limosina (TLC) de hasta 10 mil dólares, según reporta la prensa local.

Las autoridades neoyorkinas han permitido servicios basados en aplicaciones como Uber y Lyft, lo que ha llevado a muchos hombres de la industria a endeudarse con los costos del medallón asignados a los taxis amarillos, que costaba sobre el millón dólares y hoy en día su valor ronda los 200 mil.

El pasado sábado se ahorcó con un cable en su apartamento de Brooklyn el taxista de Yemen, Abdul Saleh, de 59 años, quien condujo un taxi amarillo por más de 30 años y en los últimos meses no pudo el pagar de alquiler donde vivía, informó su compañero Qamar Chaudhary.

“Hablé por última vez con Saleh hace tres o cuatro días, “parecía molesto y deprimido, no se sentía bien”, recordó Chaudhary.

En diciembre y enero pasado se suicidaron los taxistas dominicanos Alfredo Pérez y Danilo Corporán por los mismos percances. Pérez lo hizo ahorcándose y Corporán tirándose por la ventana de un quinto piso de su apartamento en la calle 135 en el Alto Manhattan.

También el afroamericano Douglas Schifter, quien se mató frente a la alcaldía, dándose un tiro en la cabeza en el interior de su carro. Estos últimos tres dejaron notas en las que culpan a las autoridades y políticos locales por sus trágicas decisiones.

Asimismo, Yu Mein “Kenny” Chow se lanzó al profundo río en el Upper East Side y Nicanor Ochisor, de 65 años, se ahorcó en su garaje en Maspeth, Queens. Sus familiares señalaron causas similares para ellos suicidarse.

La Alliance de Taxistas señaló que Saleh “estaba exhausto por terminar cada día, luego de 12 horas de trabajo, con menos dinero en sus bolsillos que el día anterior”.

“No permitiremos que el estatus quo de insensibilidad hacia los choferes que sufren continúe un día más; el suicidio no puede ser la única manera que gente desesperada y pobre encuentra misericordia”, indicó.

Por su parte, el congresista por el distrito 13, Adriano Espaillat, demandó la renuncia inmediata de la presidente de TLC, Meera Joshi, ante el número de muertes por suicidio de taxistas en NY. “No ha sabido resolver y ni siquiera abordar este tema, y seguimos presenciando más vidas que llegan a un final trágico. Debemos abordar este tema crítico antes de que sea demasiado tarde para otro conductor padre de familia”, sostuvo.