X

Salutación del Cardenal

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez ha asumido su retiro en toda la dimensión, tal como les dijo a sus cercanos que haría aun antes de que el papa Francisco aceptara su renuncia y designara un nuevo arzobispo de Santo Domingo.

Se mudó de la casa arzobispal y vive en una casa que se le habilitó para su retiro. Allí se dedica a la meditación, celebra misa en una pequeña capilla y recibe visitas, alejándose de la publicidad.

Luego de la designación de su sucesor no ha ofrecido una sola declaración pública, lo que mantiene sorprendidos a quienes pensaban que sería una pesada sombra para quien le tocara dirigir la arquidiócesis después de él.

Pero sin duda que la simple figura de López Rodríguez sigue teniendo un peso de tanta magnitud que sus tradicionales adversarios saltaron por el simple hecho de que grabara un mensaje navideño y lo divulgara a través de las redes sociales.

El Cardenal se limitó a referirse a la festividad, pero se vio tan vigoroso que hizo temer su reaparición, lo cual difícilmente ocurra.

Este website usa cookies.