Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 7:26 am

Ruta de empalme



El teleférico está funcionando. La publicidad sobre este servicio público es muy específica. Edifica sobre su utilidad. Se trata de un transporte de corto alcance y de utilidad parcial, ya que por su naturaleza se reduce a una simple ruta de empalme con el Metro de Santo Domingo.

Se trata de un empalme parcial con el servicio básico del metro. Ya que alimenta de pasajeros a la primera línea y que apoya la dinámica del tráfico de pasajeros de la segunda línea en la estación del Centro Olímpico, servicio este que, desafortunadamente, se queda trunco, ya que no cruza el río Ozama.

La función del metro ya demostró su gran utilidad. Ampliar su recorrido viene en auxilio de una zona que necesita un transporte seguro, rápido y de un costo altamente económico.

El Gobierno debe completar la ruta del metro hasta su destino final. Eso significa que ya se hacen necesarias las estaciones restantes de la margen oriental del río Ozama.

Ese descuido, por falta de uso durante tantos años, podría estropear el mecanismo de funcionamiento de la estructura en su conjunto y encarecer su reparación, si es que está dañada.

De esa forma la entrada en servicio, recientemente, del teleférico tendrá una verdadera razón de ser. No obstante hay que mantener la calidad del servicio de la línea original, ya que en algunas estaciones falla el sistema de alumbrado y se observa, además, que los ascensores y muchas escaleras eléctricas están fuera de servicio.