Martes, 11 de diciembre, 2018 | 11:08 pm

Rol de la mensajería en la Mediación



En Conflictos y Mediaciones en el transcurrir de varios años hemos analizado y profundizado sobre las principales características de la mediación como mecanismo pacifico de resolución de conflictos. Una de ellas ha sido la confidencialidad.

En un Centro de Mediación todo su personal se debe a la confidencialidad y la personas que realiza la función de mensajero es clave al momento en que el mismo hace llegar al convocado o convocada, la carta en donde se fija el mes, día y hora de realización de la mediación.

La persona mensajero debe hacer contar en su formulario de ruta, que la persona convocada ha recibido su carta de convocatoria, como fines de verificación esta debe ser firmada por la persona que la recibió en la dirección indicada.

Lo que deberían saber las personas convocadas es que ella o él, tendrán ante el Centro de Mediación información confidencial, en donde ninguna persona, excepto el mensajero sabrá que él o ella, están en ese proceso no judicial.

Tras cumplir con ese principio de los Métodos Alternos de Resolución de Conflictos (MARCS) y la mediación, la persona mensajero es la que primero interactúa con la persona convocada ante todos los actores del Centro de Mediación y a la vez, este se ve en la necesidad de explicarle en qué consiste esa carta y para qué fines fue citado.

Es decir, que la persona que realiza la función de mensajero en un Centro de Mediación, no solo debe conocer el sector, comunidad, municipio o calles para hacer llegar la convocatoria; tiene además, conocer sobre la mediación, características y facilidades con el objetivo de sensibilizar a las personas con las cuales interactúa en el día a día

Todos los recursos humanos (secretaria, asistentes, mediadores, conserje, seguridad, u otros profesionales) que componen el Centro de Mediación se deben a la confidencialidad de los casos (datos, documentos, etc,) y a la vez, de las personas. Ya que al solicitar la mediación, la persona interesada puede ser conocida del personal y se tiene como regla fundamental no realizar comentarios, ya sea en las oficinas de mediación o en el sector en donde vive.

Para realizar funciones de mensajería, el perfil de la persona que haga esa función no es igual que en otras temáticas. Porque esa persona además, de conocer las direcciones de las personas convocadas, tiene que contar con buen humor, tolerancia y disciplinado. Debe además, conservar sus opiniones ante los posible retos de la persona convocada; ya que estas suelen requerir de los mensajeros información que este no posee sobre el conflicto y que este no requiere para realizar su trabajo acorde a las políticas de los Centros de Mediación.

Para la gerencia de recursos humanos de la organización e institución, el perfil cuenta con otro requisitos, tales como poseer licencia de conducir, casco protector, motor en buenas condiciones, documento de no delincuencia, matricula y seguro al día, entre otros; según sea su área.

No digo que en los Centros de Mediación no se requieren esos documentos, claro. Lo si deseo dejar claro, es que en mediación existen otros requerimientos que van con la persona en si, como su comportamiento.

Alexis Rafael Peña.

Publicidad