Martes, 18 de septiembre, 2018 | 10:46 pm

Rivalidad en el pasado



Un gesto de madurez tuvieron el expresidente Hipólito Mejía y Miguel Vargas Maldonado, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), al darse un abrazo en uno de los foros del Parlamento Centroamericano que se celebran en el país.

Evidencia que los rencores, si los hubo, fueron dejados en el pasado y que las cuestiones políticas nunca deben incidir en las relaciones personales.

Además, dejan entrever que en el campo de la política se puede materializar cualquier nexo, hasta una virtual alianza para los comicios de 2020.

Apoyar lo bueno

Buen gesto sería también que la oposición y el Gobierno de turno pudieran sentarse y discutir los temas nacionales. Sería interesante que el liderazgo deje sus diferencias en problemas cardinales.