Riesgo potencial

Por: El Día

[email protected]

14 marzo, 2017 12:01 am



Todo indica que las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente acaban de despertar de un largo sueño y tomaron la decisión de no renovar la licencia ambiental a la empresa que opera una barcaza de generación de electricidad, ubicada en la rivera del río Ozama.

Antes, la cartera no había asumido de manera responsable, ni presentado de forma pública lo que hoy constituye el cuerpo de razones en las que se sustenta para prohibir la permanencia de la barcaza en el lugar de operaciones, y que tiene como fecha límite el 21 de marzo de 2018, cuando se vence su licencia.

Las razones del riesgo potencial de contaminación de la barcaza tienen fuerza suficiente para implementar la medida, sin esperar un año.

Eso así tomando en cuenta los efectos dañinos para la cuenca de los ríos Ozama e Isabela, como ya lo establece el Ministerio en el “orden físico, químico, orgánico, térmico, radiactivo o de cualquier otro orden”.

Hay muchos decretos y ordenanzas que velan por la protección y preservación de la cuenca alta, media y baja de los ríos Ozama e Isabela.

Lo lamentable es que se proceda ahora, luego de todo el daño causado a dichos ríos, y que se presenten como “herramientas salvadoras” para tomar decisiones que debieron tomarse antes, mucho antes.

Publicidad
Publicidad