Jueves, 18 de octubre, 2018 | 10:04 pm

Resuelvan los inconvenientes



El béisbol profesional dominicano está tratando desde hace algún tiempo de adaptarse a los nuevos tiempos, después de décadas con métodos hasta cierto punto obsoletos.

La mejora en la comunicación es fundamental, en busca de lograr un mayor acercamiento y el interés de los fanáticos, que aunque son fundamentales en el éxito del espectáculo, hasta hace poco daba la impresión de que a los organizadores les importaba muy poco, en la creencia trujillista de “lo tomas o lo dejas”.

El negocio ha dado un giro de casi 180 grados, y por ende, había que ponerse las pilas, para evitar la cada vez más notoria ausencia de los fanáticos en los estadios.

Las razones que más alejan al aficionado son la inseguridad, falta de transporte, precios altos en alimentos y bebidas, y la escasa participación de jugadores de nivel, en especial en el primer mes y medio de competencia.

El presidente de la Liga, Vitelio Mejía, está consciente de los obstáculos que deben salvar para mejorar la calidad del espectáculo, consciente de que a la postre redundará en mayores beneficios económicos.

Sin embargo, todavía hay gente a lo interno que se resiste a cambios radicales, con relación a la línea tradicional.
En definitiva, la Liga tiene el destino en sus manos, y será la que decidirá si cambia o se mantiene aferrada a lo tradicional, o realizar los cambios a pasos de tortuga.

Mientras tanto, continúan acelerados los preparativos para el próximo torneo, que está a 24 días para que se cante ¡Play Ball!

¡Ah!, otro aspecto negativo hasta el tope, es el torpe tratamiento que viene recibiendo la crónica deportiva, que quieran o no admitirlo, es el principal soporte para que los fanáticos se interesen en el espectáculo.

La polémica continúa

Si los expertos en boxeo continúan con opiniones dispares con relación al polémico resultado del combate entre Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin, deben imaginar lo que está ocurriendo en las calles entre fanáticos de uno y otro bando.

Esas discusiones son solo una muestra del interés extraordinario que despertó el combate, y el seguimiento que recibiría un tercer enfrentamiento.

Aunque Canelo ha dicho que podría ir con otro contrincante, el choque ante el kazajo es el que más conviene a ambos en lo económico, que es en realidad lo que los motiva a subir al ring.

Por lo tanto, por mucho que se diga de uno u otro lado, esa tercera pelea se producirá “truene, llueve o ventee”.