Miércoles, 17 de octubre, 2018 | 4:26 pm

Reforestar, algo más que plantar

Conmemoración. Ayer inició la jornada “Octubre, mes de la reforestación”. Origen. Surgió en 1997, a partir de que fue lanzado el Plan Nacional Quisqueya Verde.

La siembra se refiere especialmente  a distribución de semillas  en campos agrícolas.
La siembra se refiere especialmente a distribución de semillas en campos agrícolas.


SANTO DOMINGO.-Entre sembrar y plantar hay mucha diferencia. El primero de estos procesos se refiere propiamente al trabajo que realizan los agricultores al diseminar semillas de distintas especies para producir determinados frutos a partir de del arado de sus terrenos, tal es el caso del arroz, cebolla y maíz, entre otros.

Cuando se habla de plantar, equivale a enterrar o encajar plántulas o matitas en espacios ya preparados u hoyados a los fines de reforestar terrenos con mira a repoblar o aumentar la capa boscosa de determinados lugares, como las cuencas altas para crear la posibilidad de generar agua.

Jornada  iniciada ayer por  ser el  Mes de la Reforestación.

Jornada iniciada ayer por ser el Mes de la Reforestación.

Recolección

Esta última dinámica, de acuerdo con Apolinar Suero, encargado del Programa de Reforestación del Ministerio de Medio Ambiente, parte de la reforestación “per se”, la cual se inicia con la recolección de semillas, plantación y mantenimiento de estas. Igual significa extraerlas de las cápsulas donde están, limpiarlas, solearlas y luego hacerles una prueba de viabilidad para determinar la capacidad de germinación de estas que puedan tener.

Una vez puestas esas pepitas en los bancos de semillas o lugares de acopio, estas son distribuidas a los viveros para producir las plántulas que se desarrollan en el área de germinación, hasta que finalmente son plantadas, ya sea de manera individual, a través de jornadas institucionales y privadas o por voluntarios.

“La reforestación va desde la recolección de semillas hasta la plantación y mantenimiento de estas, luego cuidarlas de fenómenos que se dan en ellas, como es el control de los incendios, malezas, plagas y enfermedades, aparte de evitar que sean depredadas por animales hasta que las plántulas se desarrollen por sí mismas”, detalló Apolinar Suero.

A propósito de la conmemoración de “Octubre mes de la reforestación”, que se dio inicio formal ayer, el experto especificó que dicha labor descansa en más de 200 brigadas desplegadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales que dan seguimiento al proceso completo durante todo el año.

Celebración

El acto formal del Mes de la Reforestación fue encabezado por el ministro, Ángel Estévez en Parque Eco Deportivo de Caballona, en el municipio Oeste, acompañado del viceministro de Recursos Forestales, Manuel Serrano, y varias personalidades

Suero dejó clara la necesidad de cambiar el “chip”, compartir e integrarse con las brigadas y la responsabilidad de aumentar la capa boscosa del país.

Especies a plantar

Entre las especies nativas y endémicas que son priorizadas en la reforestación, en esta oportunidad figuran la capa sabanera, el cedro, almendrillo, cabirma santa y guinea, pinos occidentales y caribea, así como Juan I, aceituno y caoba, un árbol emblemático del país.

Transformación

— Modalidad
Luego de iniciar el Plan Nacional de Quisqueya Verde, el estilo de reforestar cambió en función de las necesidades sociales, antes eran proyectos puntuales que luego se masificaron.