Receso de la prudencia

La Puerta del Conde fue escenario del primer acto de Independencia de la República Dominicana el 27 de febrero de 1844, y se izó por primera vez la bandera nacional.
La Puerta del Conde fue escenario del primer acto de Independencia de la República Dominicana el 27 de febrero de 1844, y se izó por primera vez la bandera nacional.


Convocar una manifestación en la Puerta del Conde y el Altar de la Patria para un tema relacionado con la migración haitiana fue una imprudencia.

Que un grupo de personas acudiera a ese lugar para manifestarse en contra de los que fueron a manifestarse también fue una imprudencia.

Que un juez del Tribunal Constitucional leyera un comunicado criticando la manifestación que hiciera un grupo de personas en la Puerta del Conde y el Altar de la Patria fue poco prudente.

Los puntos escogidos para la manifestación son un símbolo de la lucha independentista del pueblo dominicano contra la dominación haitiana.

Salir a enfrentar esa manifestación pudo generar una situación de crispación que degenerara en un enfrentamiento violento.

Una acción que podría tener implicaciones jurídicas que terminen en el Tribunal Constitucional implica que los miembros de ese organismos deben abstenerse de opinar, ya que podrían tener que hacerlo mediante sentencia.
Como puede verse, la prudencia se tomó un receso.

Publicidad
Publicidad