Reafirmar la igualdad y los derechos



El día 10 de diciembre se celebra el día de los derechos humanos. Es un buen tiempo para recordar esta gran conquista de la humanidad. Sobre todo después de las elecciones de Estados Unidos, cuyo proceso ha revivido sentimientos y actitudes racistas e intolerantes que estaban dormidas.

Tenía razón Victor Frankl. En su perplejidad ante el holocausto concluyó que no hay que escarbar muy profundo en la siquis humana para hacer aflorar la indecencia que se expresa el odio y en el daño al otro.

El KuKluxKlan celebró animadamente la victoria republicana con manifestaciones públicas que causaron mucha preocupación.

La derecha alternativa de Ricard Spencer, que defiende la identidad blanca y el rechazo a la migración, está convencida de que este es su mejor tiempo.

Según las reseñas de los medios, en Estados Unidos, después de las pasadas elecciones se han registrado más de 400 episodios de racismo.

El video de los niños de la escuela secundaria de Michigan gritando “construyan ese muro”, haciendo ‘bullying’ a estudiantes latinos, causó furor en las redes sociales.

Hubo expresión racista hasta contra la primera dama Michelle Obama. Lo peor es que fue celebrada a alto nivel. A la alcaldesa de Clay, Beverly Whaling, su complacencia ante esta acción repudiable le costó el puesto. El escrutinio público la obligó a renunciar.

“Paren ya” fue el llamado de Trump frente a la ocurrencia de hechos racistas. También hizo público su distanciamiento de la ultraderecha que lo apoyó en los comicios. Hay indicios de que está desistiendo de su promesa de campaña de construir el muro.

Tal vez caló en él el llamado del papa Francisco de “construir puentes”, no muros.
Sí. Hay que construir puentes, vías de protección, solidaridad y diálogo que ayuden a desterrar el dolor y violencia. Ya la humanidad tuvo suficiente con el holocausto, el apartheid y la segregación racial.

La historia no puede repetirse. Hay que aprender de los errores. Los derechos humanos siguen siendo la respuesta a la intolerancia. Reafirmar la igualdad es la ruta obligatoria para su concreción.

Publicidad

Publicidad