RD: política y deporte

Hugo López Morrobel
Hugo López Morrobel


Hoy comienza una de las dos grandes pasiones de los dominicanos, la primera es la política, donde todos se creen expertos analistas y el paso más seguro para amasar grandes fortunas, y la otra es la pelota, donde en cualquier esquina se localizan a verdaderos “sabelotodos”.

El béisbol tiene ribetes únicos en República Dominicana, al punto que en una ocasión alguien teorizaba que para esta época baja la producción, se incrementa el consumo de bebidas aromáticas y el número de embarazos.

También hay fanáticos que no soportan una derrota y, mucho menos, las “cuerdas” de sus rivales, al punto de que algunos son muy capaces, de ir a planos mayores de violencia.

Sin embargo, la gente cada día toma más consciencia de que es un espectáculo para gozar, y que las famosas riñas y rebatiñas entre fanáticos deben ser cosas del pasado, porque estamos un poquito “más civilizados. ¿Será por el cuatro por ciento?

Por lo tanto, tomen la pelota como un soporte sicológico ante los graves problemas que afectan a una mayoría de la población. Así las cosas, ¡gócenla, y nada más!, tal y como dice un popular refrán dominicano de que la vida es “pa’ goza y nada más”.

Publicidad
Publicidad