Viernes, 17 de agosto, 2018 | 5:27 am

“Raíces”: una revista de pensamiento cristiano encarnada en nuestra realidad dominicana



El muy querido y respetado P. Antonio Lluberes, SJ, cariñosamente conocido por todos como el “ Padre Ton”- con esa bondad y elegancia que le son connaturales- ha pasado por nuestra oficina para entregarnos, como un delicado regalo de navidad , los números 05 y 06 de la importante revista “ Raíces” , meritoria  publicación de pensamiento cristiano que, a pesar de ser todavía muy joven, por la consistencia de los trabajos que en la misma se publican y la rigurosidad intelectual  y académica de sus autores, promete llenar un cometido fundamental para animar y enriquecer la fe, la reflexión y  la acción pastoral de consagrados, laicos y personas de buena voluntad comprometidos con la iglesia y la sociedad en la construcción de un mundo más justo y más humano.

Raíces” nace como una feliz iniciativa editorial resultante de la conjunción de esfuerzos y voluntades de varias instituciones educativas cristianas de alto nivel académico, a saber: Seminario Pontificio Santo Tomás  de Aquino, Centro de Estudios de Teología Santo Domingo de Guzman (Dominicos), Instituto de Espiritualidad de los PP. Carmelitas Descalzos, Instituto Nacional de Pastoral y la Universidad Católica de Santo Domingo a través de su Facultad de Ciencias Religiosas.

Raíces”, conforme lo sostienen sus propulsores- y a la verdad que así se aprecia cuando nos adentramos en su valioso contenido- haciendo honor a su nombre hunde sus fundamentos en Cristo, origen y culmen de todos nuestros anhelos y desvelos (Col, 2, 7)- y desde está definida identidad cristológica-, pretende encarnarse- tal como lo hizo Cristo- sin dejar de mirar ampliamente lo que ocurre en el ancho mundo-, en la compleja y peculiar realidad del pueblo dominicano con sus angustias y sus esperanzas, sus ilusiones e incertidumbres, pero que desde la fe lucha por romper las ataduras morales, económicas, políticas, sociales y culturales que en muchos aspectos impiden todavía su ascenso a una vida más plena y más digna.

Consciente de que vivimos y actuamos en un mundo plural, “Raíces”- sin renunciar a la búsqueda y promoción de la verdad-  asume la diversidad en sus enfoques, consciente de que la diferencia nos humaniza, dilata nuestro corazón y ensancha nuestra perspectiva.

Y desde el gran tesoro que supone la diferencia, procura orientar sus esfuerzos hacia la transformación del corazón y el pensamiento de sus lectores, condición indispensable para construir el reino de Dios y fructificar en buenas obras en la sociedad dominicana y en cualquier rincón dela humanidad en que nos corresponda testimoniar a  Cristo viviente y actuante.

En los dos valiosos números que me obsequiara el querido Padre Ton y que tengo en mis manos al escribir este artículo puedo apreciar las rigurosas y pertinentes colaboraciones de destacados teólogos, filósofos y pastoralistas, como es el caso de los sacerdotes Jit Manuel Castillo, OFM, Ramón Aníbal Echavarría, OAR, Martin Lenk, SJ, Cristian Peralta, SJ, Manuel de Jesús Romero, O.P, Ángela Cabrera, MDR, Dirk Leenman, SJ,  Ramón Alberto Núñez, OP, el P. Abelino Reyes , el P. Julio Acosta( Julin) y el mismo P. Antonio Lluberes, que en su condición de reconocido historiador, nos entrega en dos importantes artículos un riguroso análisis de las complejas relaciones entre la iglesia y el estado durante la era de Trujillo.

Como expresión de su riqueza de enfoques tienen cabida en ella también la historia dominicana y la literatura, entre otras valiosas contribuciones, como lo ponen de manifiesto los meritorios trabajos de  la historiadora Filomena González Canalda, la escritora Ruth Herrera y la activista social  Ana María Belique.

El perdón y la misericordia, la evangelización desde el paradigma intercultural, la exégesis bíblica, la caridad, el acompañamiento a los jóvenes, la historia y la cultura, la dimensión misionera de la iglesia; sobre todo ello y mucho más encontrará  el lector interesado material rico, actual y de fácil lectura sin que se pierda en ningún instante el rigor académico.

¡Felicitamos muy sinceramente esta necesaria iniciativa editorial cristiana y a su comité de dirección y redacción. ¡Sabemos que  ya está haciendo y hará mucho bien a la iglesia y al pueblo dominicano!.

Los interesados en suscribirse a tan interesante publicación, pueden hacerlo a la dirección electrónica [email protected] o visitando la página web www.revistaraices.net. Puedo asegurarles que al hacerlo crecerán mucho más en lo humano y en lo espiritual, y de paso estarán contribuyendo a que la misma pueda asegurar su sostenimiento.

Reynaldo Espinal

Publicidad