Domingo, 21 de octubre, 2018 | 1:02 pm

Rafael Nadal continúa un ritmo descomunal

Rafael Nadal está imparable.
Rafael Nadal está imparable.


El español Rafael Nadal, número uno mundial, ganó ayer en Pekín el 75 torneo de su carrera, aplastando al australiano Nick Kyrgios, 19º mundial, por 6-2, 6-1, en poco más de una hora y media.

Tras ganar el US Open en septiembre, después de haberse impuesto en Roland Garros en junio, Nadal logró su sexto título del año y amplía su ventaja al frente de la clasificación ATP, tomándose al mismo tiempo la revancha contra Kyrgios, de 22 años, último jugador en haberle batido en el circuito, en cuartos de final del Masters 1.000 de Cincinnati, en agosto.

Muy motivado desde los primeros puntos, Nadal se paseó, ganando el título en una ciudad en la que ya había ganado en 2005, además del oro olímpico en 2008.

“En 2005, no pensaba que volvería a jugar en 2017, y ganar el torneo doce años después todavía menos. Estoy muy feliz con este título”, señaló el español. Nadal tendrá hoy más de 2.300 puntos de ventaja sobre el segundo del ranking el suizo Roger Federer.