Quince años después



Si veinte años no es nada, quince mucho menos. Sin embargo, para los que iniciamos en el periódico EL DÍA y para los que han pasado por nuestra redacción en este tiempo, estos quince años han significado mucho, aunque no lo reconozcamos de manera pública y los días nos pasen buscando información para nuestros lectores.

Sin importar el área del periódico en el que nos desempeñemos, EL DÍA ha sido una escuela. En él hemos aprendido, de una manera u otra, a ser mejores profesionales y personas, siendo un valor agregado el compartir con compañeros que, aunque no pensemos ni actuemos igual, hemos construido una familia.

Aunque el clan de EL DÍA trabaja sin horario, siempre saca un tiempo para celebrar los cumpleaños o armar brindis simplemente porque sí, reírnos de las ocurrencias de los demás y alegrarnos por los éxitos de nuestros compañeros, con los cuales hemos desarrollado una franca camaradería.

Recuerdo como si fuera ayer, cuando el doctor Rafael Molina Morillo me ofreció la posición de editora de las Sociales… un nuevo reto que asumir empezando de cero y que, a lo largo de estos 15 años, evolucionó, donde se aumentaron mis responsabilidades de acuerdo a las necesidades del diario.

Mucho ha llovido desde ese día, nos hemos equivocado y seguiremos equivocándonos, de eso no hay duda, pero también hemos crecido y seguimos mejorando, logrando posicionar nuestra oferta informativa en la preferencia de los dominicanos, aún contra todo pronóstico.

Así que hoy celebramos quince años “cada día mejor” y nos seguiremos reinventando para seguir siendo “cada día mejor”.

Publicidad

Publicidad