Martes, 13 de noviembre, 2018 | 5:04 am

Quién iba a creer que Vietnam solicitaría ser sede carrera F1



El mundo ha dado un giro de 180 grados en las últimas décadas, después de culminada la Guerra Fría entre los países de la órbita soviética y occidente, porque se vienen produciendo acontecimientos que sencillamente parecían imposibles de materializar.

Parecía que las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Vietnam jamás serían una realidad, tras una guerra de años que causó alrededor de cuatro millones de vidas, aunque no hay cifras oficiales al respecto.

Estados Unidos perdió 58,159 hombres y más 1,700 desaparecidos, siendo esta la segunda mayor cantidad de muertos de ese país en un conflicto que duró desde 1959 hasta 1975.

Cuando se produjo la retirada estadounidense tras la caída de Saigón, capital del Vietnam del Sur, que contaba con el apoyo estadounidense, nadie se imaginaba que el “imperialismo” estaría presente en ninguna de sus modalidades.

Sin embargo, hoy llega la noticia que Vietnam busca ser sede a partir de 2020 de una de las carreras de Fórmula Uno. Así las cosas, ¡Chupe usted y déjeme el cabo!

Una excelente designación

La Organización Mundial de Boxeo (OMB) tuvo la visión de designar el deportista George Herrera como su representante en el país.

Herrera es un amante del boxeo que históricamente ha brindado apoyo irrestricto a esa disciplina, tanto amateur como profesional.

De aquí en adelante el boxeo dominicano de paga debe tomar otro rumbo, porque ese nombramiento es un incentivo para los que se involucran en ese deporte, que lamentablemente no está pasando por su mejor momento en el país.

RADARES.- Bartolo Colón es un atleta admirable, porque estar lanzando a los 47 años es una hazaña extraordinaria. Además, es el latinoamericano con más victorias en Grandes Ligas, lo que es un triunfo indiscutible para él y todos los dominicanos. Por lo tanto, no debe insistir en seguir activo.

Hay que saber retirarse a tiempo, porque empeñarse en continuar con las fuerzas diezmadas, es un error garrafal.