Miércoles, 12 de diciembre, 2018 | 1:57 am

¿Qué son los agentes nerviosos y qué pueden causar al cuerpo humano?

Los agentes nerviosos pueden estar en estado líquido, sólido o gaseoso.
Los agentes nerviosos pueden estar en estado líquido, sólido o gaseoso.


Si alguna vez has rociado con insecticida a una mosca, es posible que la hayas visto caer al suelo y quedarse de espaldas, moviendo las patas con espasmos.

De una manera similar actúan sobre el cuerpo humano los agentes nerviosos, unas sustancias que pueden causar la muerte en cuestión de minutos.

“Los agentes nerviosos son posiblemente una de las cosas más peligrosas que los humanos hayan creado, solo después de la bomba atómica”, dice doctor David Caldicott, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Australia.

El miércoles la policía británica informó que el exespía ruso Sergei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, quienes siguen en estado crítico desde que el pasado domingo fueran hallados inconscientes en un centro comercial de Salisbury, en el sur de Inglaterra, fueron envenenados con un agente nervioso.

Y ahora investiga cuál pudo haber sido y de dónde provino.

¿Pero qué son estas sustancias y cómo actúan en el cuerpo? Aquí te compartimos algunas claves.

¿Qué son los agentes nerviosos?

Los agentes nerviosos son sustancias químicas altamente tóxicas que evitan que el sistema nervioso funcione correctamente, lo cual puede llevar a una persona a la muerte.

Pueden almacenarse en forma de polvo o gas, pero su estado más cotidiano es líquido.

¿Qué tipos hay?

Algunos de los agentes nerviosos más conocidos son:

  • Tabún
  • Sarín
  • Somán
  • VX
  • Ciclosarín (también llamado GF)

Los primeros tres agentes en esta lista son líquidos claros, incoloros e insípidos.

El VX es un líquido aceitoso y mortal de color ámbar. Una gota en la piel puede matar a una persona en cuestión de minutos.

¿Qué le hacen al cuerpo?

Los agentes nerviosos bloquean los mensajes de los nervios a los músculos. Esto causa un colapso de muchas funciones corporales.

Actúan en cuestión de segundos o minutos si la víctima los inhala, y un poco más lentamente si la exposición es el resultado de la contaminación por la piel.

Los ojos de las personas afectadas se ponen blancos, ya que las pupilas se contraen, además de que sufren convulsiones, babeo y en el peor de los casos lleva al coma, insuficiencia respiratoria y la muerte.

¿Cómo se aplican?

Los agentes nerviosos deben ingerirse, inhalarse o penetrar el cuerpo a través de la piel, por lo que generalmente requieren que la persona que lo administra se acerque mucho a su objetivo.

Solo se necesitan pequeñas cantidades para que tenga efecto.

Son tan tóxicos que, por lo general, se transportan en un recipiente cerrado herméticamente y quienes los aplican necesitan usar ropa protectora.

Andrea Sella, profesora de química inorgánica del University College London, explica que debido a su extrema toxicidad, los agentes nerviosos resultan “muy peligrosos” para la persona que ataca con ellos.

¿Contaminan el entorno?

A pesar de su extrema toxicidad, Sella dijo que el agente representa “muy poco riesgo” para las personas que están en los alrededores.

Se necesita estar muy cerca de estos químicos para ser afectados por ellos. También se descomponen relativamente rápido en condiciones húmedas, dice Sella.

La doctora Hilary Walker, una experta en radiación, explica que hay procedimientos de emergencia “bien probados” para prevenir la contaminación por estos químicos.

Estos incluyen la limpieza de las calles después de un incidente con agentes nerviosos.

Tras el caso del ataque al exespía Sergei Skripal, el gobierno británico desplegó 180 elementos militares, muchos de ellos expertos en guerra química y descontaminación, para ayudar en las investigaciones.

¿Cuál es el tratamiento?

Algunos hospitales tienen antídotos que ayudan a revertir el efecto de los agentes nerviosos. Cuanto antes una persona afectada reciba el tratamiento, mejores serán las posibilidades de recuperación.

Conocer la sustancia exacta permite un tratamiento más específico.

Alastair Hay, profesor emérito de toxicología ambiental en la Universidad de Leeds, en Reino Unido, señala que las personas contaminadas con estas sustancias pueden tratarse con atropina.

“El problema ocurre si el tratamiento no se proporciona rápidamente. Hay parálisis de los nervios y los músculos, y eso inhibe la respiración y conduce a daños en el cerebro“, dice el profesor Hay.

“Muchas personas se recuperan a largo plazo sin demasiadas complicaciones, pero eso no se sabe hasta que se conoce la gravedad de los síntomas”, indica.

¿Dónde de producen?

Los agentes nerviosos no son materiales de fabricación casera.

Su nivel de toxicidad es tal que solo pueden fabricarse en instalaciones especializadas, como una universidad o un laboratorio industrial.

Fueron descubiertos de forma accidental en la década de 1930 por científicos que trataban de desarrollar un pesticida rentable.

Algunos terminaron en manos del ejército alemán. Y demostraron ser productos químicos altamente tóxicos.

Rusia, EE.UU. y Reino Unido también comenzaron a experimentar con agentes químicos después de la Segunda Guerra Mundial.

Fueron los científicos británicos quienes desarrollaron el agente nervioso VX a principios de la década de 1950.

En el caso del exespía Sergei Skripal y su hija, las autoridades confirmaron que fueron envenenados con un agente nervioso y algunos expertos creen probable que éste haya sido proporcionado por un gobierno.

Sin embargo, el doctor Simon Cotton, profesor de química en la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, dijo que también pudo haber sido fabricado por alguien con acceso a las instalaciones adecuadas.

“Podría ser un gobierno, pero no tiene que ser así. La gente no debería sacar conclusiones precipitadas”, señaló.

¿Cómo saber de dónde vino?

Las autoridades deben buscar el contenedor utilizado para portar el material, ya que el contenido químico sería una “mina de oro”, dice la doctora Sella.

Según la experta, con esta información “podría ser posible rastrear el origen de la sustancia, tal como se hizo en el caso del ataque de Khan Sheikhoun, en Siria”, un caso ocurrido en 2013.

El experto en armas químicas Hamish de Bretton-Gordon aclara que cada país fabrica armas químicas “de forma ligeramente diferente”, lo que podría ayudar a los científicos a determinar de quién vino el ataque.

“Hay una huella, hay marcadores”, dice.

¿Cuándo se han usado?

Kim Jong-nam, el medio hermano del presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, fue asesinado mediante el uso de un agente nervioso en un ataque en Malasia el año pasado.

Murió en menos de 20 minutos después de que dos mujeres untaron su rostro con ingredientes del agente nervioso VX en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

De la misma manera, la ONU determinó el gobierno de Siria usó sarín en 2013 en un ataque en Guta Oriental, una localidad cercana a la capital, Damasco.

La sustancia también fue empleada en un ataque en Khan Sheikhoun, en el noroeste del país, en abril del año pasado, matando a cientos de personas.

Este agente nervioso también fue empleado en un ataque al sistema de metro de Tokio en 1995, el cual causó la muerte a 13 personas.

En esa ocasión, el sarín líquido fue puesto en bolsas de plástico que fueron perforadas con las puntas afiladas de paraguas.

Cuando el disidente ruso Alexander Litvinenko fue envenenado en Londres en 2006, se usó una sustancia radiactiva, no un agente nervioso, llamado polonio 210, en una taza de té.