Qué sociedad merecemos



Leí con mucha tristeza como fue asesinada Deysi Miguelina Yaport. Mientras ella salió a la calle a ganarse su sustento honradamente, dos delincuentes también salieron a buscar el de ellos, pero en base al sudor ajeno.

No solo acabaron con una vida productiva a las 7:15 de la mañana de ayer, también cambiaron la vida de dos niños para quienes nada volverá a ser igual.

Una bala puede cambiar tantas vidas en un instante. Una esposa muerta; una familia desamparada; dos niños traumados; terapias de familia por largo periodo.

Dos delincuentes sueltos; mas vidas en peligro. Y pensar que todo es el resultado de una sociedad que no ha sabido enfrentar el flagelo de la corrupción.

Mientras sigamos pensando que, por no estar involucrados en la política y sus artimañas no somos responsables y cómplices de lo que los corruptos hacen, seguiremos perdiendo vidas innecesarias. ¿Cómo vincular dos delincuentes de poca monta que, previamente atracaron a otra persona, con el tema de la corrupción? Además de que es tarea, también tiene múltiples aristas.

Por ejemplo: de seguro ese no es el primer delito de esos asesinos, pero igual andan sueltos en zonas céntricas de la capital del país.

Qué pasa con el sistema de justicia (policías, fiscales, jueces, cárceles)? ¿Por qué hay más delincuentes en las calles que tras las rejas gobierno tras gobierno solapados por la impunidad; amparados por el poder del dinero del pueblo? Un pueblo silenciado por las migajas de los corruptos.

Mientras la sociedad no se haga responsable de su destino obligando a cada funcionario a cumplir con las responsabilidades estipuladas por las leyes, seguiremos siendo presas fáciles de eventos como este, y aún peores.

Publicidad

Publicidad