Miércoles, 19 de septiembre, 2018 | 3:48 am

Que quede institucionalizado



Uno de los problemas fundamentales que se han desarrollado en nuestra sociedad, es no reconocer bajo ningún concepto, los aspectos o trabajos buenos o aceptables que pueden desarrollar en un momento dado, personas o entidades contrarias a sus pensamientos o intereses personales.

Esa posición se ha “popularizado” de tal manera, que reconocer una buena actuación de quien es un oponente, se convierte en un acto de “debilidad” y hasta de “ revisionismo” .

Es un acto que para muchos no está permitido, porque es una flaqueza que directa o indirectamente atenta con sus principios que jamás deben “doblegarse”, por ilógicos que parezcan.

Ese es un factor que ha venido influyendo negativamente en el desarrollo de los pueblos.

LOS INCENTIVOS A LOS ATLETAS

Todo el tiempo he defendido y sostenido que los atletas son la materia prima, la cual jamás puede ser relegada mínimamente por las autoridades que están en el deber de incentivar y desarrollar sus talentos.

Por años los diferentes gobiernos han tratado de pasarle paños tibios, conscientes de que esa actividad sube los bonos políticos.

Sin embargo, casi todos se han quedado cortos en esas aspiraciones de los atletas, que en su mayoría están sumidos en la completa miseria.

Por eso, hay que destacar los premios e incentivos que anunció ayer el ministro de Deportes, Danilo Díaz, y Mayobanex Escoto, director del Instituto Nacional de la Vivienda.

Si bien es cierto que esos aportes hay que celebrarlos, todavía falta mucho por hacer en un sector tradicionalmente marginado.

Los atletas no deben estar a expensa de una “ayudita” para suplir sus necesidades. Lo sucedido en el acto de ayer debe institucionalizarse .

Publicidad