¿Qué culpa tiene Odebrecht?



En 1856 el ingeniero alemán Emil Odebrecht llega y se establece en Brasil. Casado con Bertha Brichels, tuvo quince (15) hijos.

Uno de sus nietos, Emilio, se encamina a la construcción civil y comprobó la vocación emprendedora de la familia.

En 1923 crea una compañía responsable de varias edificaciones. En 1941 lo reemplazó su hijo Norberto, y a este su nieto, Marcelo.

Hoy, la Constructora Odebrecht es la compañía más grande de América Latina, con un conglomerado de negocios en los campos de la ingeniería, construcción, petroquímicos, entre otros. El grupo funciona en Europa, África, Medio Oriente, América Central, Suramérica, el Caribe, Norteamérica, etc.

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de EU publicó una investigación sobre Odebrecht. Dice que habría realizado soborno a funcionarios públicos en 12 naciones para garantizar que sus cotizaciones fueran aprobadas y las obras asignadas. Dentro de estos países está la República Dominicana.

Añade que entre 2001-2014, Odebrecht hizo pagos ilícitos en RD por US$ 92 millones y que le dieron beneficios adicionales de US$163 millones por los contratos en el país. Gracias a esta publicación, el gobierno dominicano y la Procuraduría General de la República se enteraron. Ahora están investigando.

¿Qué culpa tiene Odebrecht? Bueno, ahora sabemos de sus objetivos, métodos de acción y estilo para convencer los clientes. No obliga a que acepten sus términos, no golpea, no asesina.

El cliente decide si lo acepta o no. ¿Qué hace para obtener las principales y más apetecibles obras de una nación? Utiliza los recursos humanos necesarios para identificar los altos ejecutivos, funcionarios, que toman decisiones al respecto. Localizan sus puntos débiles, los sobornan.

No creo que esa tarea le haya sido difícil en el país. De hecho, tienen contratadas 17 obras con igual número de compañías dominicanas de contraparte. Las tenemos muy buenas, pero con soborno Odebrecht las desplaza de la competencia.

¿Quiénes les abrieron las puertas a Odebrecht en RD? Bueno, la clave de sus éxitos y estrategia consiste en detectar obras extraordinarias y funcionarios poderosos, corruptos, capaces de olvidar el pueblo y sobrevaluar obras, buscando su tajada. Odebrecht los deslumbra al agradecerles las facilidades. Saben cómo ayudar gobernantes, empresarios, darles donaciones a fundaciones, etc.

En cierta forma, les garantizan el blindaje. Como si al firmar el contrato hubiese sido aprobado que ante cualquier eventualidad ellos reciben el golpe más fuerte.

Las investigaciones de EU la han desarropado. Las autoridades dominicanas están aturdidas. Sus actuaciones son desconcertantes: allanan las oficinas de Oderecht, sin tocar las contrapartes; forman una Comisión Investigadora, con miembros de la contraparte y paralela a las funciones de la Procuraduría; festejan que Odebrecht pagara 184 millones de dólares a RD.

¿Nos sobornan? ¿Evitan cárceles? Es el doble de lo pagado a sus cómplices, pero estos no se conocen ni castigan. ¡Por nada del mundo el gobierno busca auditores internacionales, neutrales!

Odebrecht, poderosa e influyente, es considerada una válvula de escape para los corruptos de cuello blanco. Gracias a EU, el sistema se tambalea en RD.

¡Nunca un Presidente de la República había tenido tanta facilidad para localizar y detener los que tomando los recursos de un pueblo pobre se montan en el carro de la corrupción y salen confiando en la impunidad!

En este momento, encontrar los cómplices y sobornados por la Odebrecht es tarea fácil. Solamente hay que seguir la vereda trillada por los EU, y tomar la decisión, con firmeza y coraje, de que no importa quiénes sean, paguen por los delitos. El pueblo necesita lecciones ejemplares. ¿Se atreverá el presidente Danilo Medina?

Publicidad

Publicidad