Martes, 25 de septiembre, 2018 | 4:22 am

Prueba crítica para el boxeo



El boxeo, vapuleado desde hace años por las decisiones arbitrarias, tendrá el 15 del próximo de setiembre un nuevo examen, del cual debe salir airoso en todas sus partes.

Y no hay duda de que el deterioro de la imagen de ese deporte es producto de la comercialización, a todas luces descaradas, de los promotores y de los jueces, que evacuan decisiones a todas luces injustas.

Esa situación ha hecho que muchas comisiones, entre ellas la de Nevada, hayan aplicado sanciones drásticas.
Otro factor que incide en decisiones y resultados extraños, es que desde hace un tiempo, en las carteleras hay que dar participación, como organizadores, a los propios boxeadores que intervienen en ellas.

El empate que se dio en el primer combate entre Canelo Álvarez y Gennady Golovkin para la mayoría fue descarado, en la creencia de que el kazajo venció al azteca con facilidad.

Precisamente, ese resultado dejó frustrada a la fanaticada, y produjo un sabor a retama, de tal magnitud que se determinó la suspensión de Adelaide Byrd, jueza que dio ganador por mucho a Canelo.

En esta oportunidad los jueces seleccionados son los veteranos Dave Moretti, de Las Vegas; Steve Weisfeld, de Nueva Jersey, y Glenn Feldman, de Connecticut.

El árbitro será Benjy Esteves, de Nueva Jersey.
Si en esta ocasión se produce una decisión como la anterior, a favor de uno u otro, no hay duda que el boxeo seguirá en caída libre.

Publicidad