Sábado, 22 de septiembre, 2018 | 2:40 pm

PRSC urge al Congreso aprobar Ley Electoral

El presidente del PRSC indicó que regular las precampañas y no hacer lo mismo con las campañas oficialmente abiertas, “deja el problema igual o lo empeora.
El presidente del PRSC indicó que regular las precampañas y no hacer lo mismo con las campañas oficialmente abiertas, “deja el problema igual o lo empeora.


SANTO DOMINGO.- El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) sostuvo que la aprobación de la Ley del Régimen Electoral no puede esperar, porque  se necesita de manera urgente un instrumento legal para hacer las correcciones que amerita la recién aprobada Ley 33-18 de Partidos, Movimientos y Agrupaciones Políticas.

El presidente del PRSC, ingeniero Federico Antún Batlle (Quique), explicó que se trata de un tema urgente y prioritario, “porque la Ley de Partidos por sí mismo, lo único que hace es crear distorsiones y problemas de cara a las elecciones que se avecinan”.

“Sin una ley nueva del Régimen Electoral que complemente y corrija las distorsiones de la Ley de Partidos, seguirán los mismos problemas que se han intentado resolver”, agregó.

Quique Antún explicó que por ello se hace prioritario que el Congreso Nacional se aboque cuanto antes a la aprobación de la Ley Electoral, que dijo es un reclamo de los diferentes sectores de la sociedad dominicana para garantizar que los procesos electorales sean más limpios, equitativos y transparentes.

Insistió que la Ley del Régimen Electoral es la base del sistema electoral dominicano, por lo que debe ser aprobada a la mayor brevedad posible.

“Por tanto, tener una nueva Ley de Partidos que es complementaria,  y no contar con una nueva Ley del Régimen Electoral, es como si no tuviéramos nada”, expresó.

El líder del Partido Reformista pidió al presidente de la República, Danilo Medina, así como a las principales autoridades de las diferentes fuerzas políticas y a los órganos electorales “a unir esfuerzos y voluntad para que la Ley del Régimen Electoral sea aprobada antes de noviembre de este año”.

Entiende que constituye un contrasentido que se inicie la aplicación de la Ley de Partidos sin tener la Ley del Régimen Electoral, “ya que son dos leyes que se complementan,  y una no puede subrogar a la otra”.

En ese sentido, explicó que existen profundas preocupaciones sobre la aplicación de la recién aprobada Ley de Partidos, debido a que “tal y como está aprobada, en vez de solucionar algunas de las distorsiones del sistema político y de la democracia, dicha Ley lo que contribuirá es a agravarlas”.

 Antún Batlle sostuvo que en la Ley 33-18 no fueron solucionados temas como el de poner topes al financiamiento de las campañas o reducir los tiempos de las mismas, “que eran y siguen siendo aspectos de alta preocupación de los empresarios, las iglesias, grupos comunitarios, sociedad civil y actores relevantes que exigían la aprobación de la Ley de Partidos”.

 Lo que se aprobó –dijo- fue poner topes a las precampañas internas de los partidos, pero eso es irrelevante, ya que donde se gasta el dinero y se aplastan candidatos no es en los procesos internos sino en las campañas formalmente aperturadas.

 En ese orden, el presidente del PRSC indicó que regular las precampañas y no hacer lo mismo con las campañas oficialmente abiertas, “deja el problema igual o lo empeora, ya que no elimina las  iniquidades provocadas por  candidatos millonarios que  aplastan a los demás”.

 También se refirió a los pactos políticos que la nueva Ley de Partidos a realizar un año antes de las elecciones presidenciales y congresuales, al  establecer que los candidatos a esas posiciones deben ser escogidos en octubre del año preelectoral.

 Lo definió como un “grave problema” para las agrupaciones que vayan a hacer pactos, porque según explicó si el 7 de junio del próximo año, los partidos deben comunicar a la Junta Central Electoral las reservas de candidaturas.

 Esto implica –agregó- que antes de esa fecha se tendría que realizar procesos internos en los partidos para escoger esas reservas, que equivalen en la práctica a realizar precampañas internas por lo menos a partir de marzo del próximo año.

 Resaltó finalmente que luego de analizar a profundidad la nueva Ley de Partidos, encuentran que “existen más complicaciones que soluciones”.