Procurador ordena la libertad de jóvenes

Fueron apresados cuando se disponían a colocar las carpas

Momentos en que se produjo un forcejeo entre los jóvenes de Marcha Verde y agentes policiales.
Momentos en que se produjo un forcejeo entre los jóvenes de Marcha Verde y agentes policiales.





Santo Domingo.-Más de cuatro horas estuvieron detenidos en la Fiscalía del ensanche La Paz, varios jóvenes apresados por agentes policiales cuando se disponían a instalar un campamento de vigilia frente a la Procuraduría General de la República para exigir acciones contra la corrupción y la impunidad.

Sin embargo, el procurador general Jean Alain Rodríguez, ordenó la libertad de los jóvenes José Alberto Silverio, Raysa de León, Pablo Estévez, Marlon Peláez y Carlos Antonio Estévez, así como los empleados de la empresa encargada de colocar las carpas, Jean Ivés Gerard, Gilberto Ogando y Mario Gálvez.

Incidente

Cuando los jóvenes se encontraban en esa Fiscalía Barrial, el encargado fiscal adjunto Julio Saba intentó romper la cámara del fotoreprotero del periódico “EL DÍA”, Elieser Tapia, alegando que no estaba autorizado para hacer fotografías, provocando un forcejeo.

Previamente en la procuraduría General se vivieron momentos de tensión cuando agentes policiales lanzaron bombas lacrimógenas, cartuchazos, descargas eléctricas, golpes y empujones para dispersar a los jóvenes que se resistieron a retirarse del lugar.

Las acciones de los policías provocaron que el joven Gabriel Sánchez fuera trasladado a un centro médico en una unidad del Sistema Nacional de Atención Emergencias 911.

Asimismo, la Policía recibió con bombas lacrimógenas y sin descargas eléctricas a una comisión de diputados que intentó penetrar al edificio de la Procuraduría General de la República en apoyo a los jóvenes que protestaban contra la corrupción y la impunidad, ya que los legisladores dijeron que los manifestantes fueron detenidos de forma ilegal.

El diputado Pedro Botello y otros congresistas calificaron de una violación a la Constitución, la represalia contra los jóvenes que protestaban de manera pacífica contra la corrupción y el caso de Odebrecht, por lo que censuraron las acciones de la Policía.

Publicidad
Publicidad