Por un nuevo estadio

Hugo López Morrobel
Hugo López Morrobel


República Dominicana, no es noticia nueva, es el principal exportador de peloteros al mercado de los Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Taiwán.

El béisbol desde hace años es uno de los productos que más divisas genera, por los salarios multimillonarios que devengan los peloteros en Grandes Ligas, y en mucho menor cuantía en los circuitos minoritarios.

Es tan así, que el béisbol, como generador de divisas, está por encima de productos tradicionales como el café, cacao, bananos y muchos otros.

En el país hay miles de niños y jóvenes que trabajan a tiempo completo buscando por todos los medios convertirse en peloteros profesionales, a tal punto que sus padres le dan más prioridad al play que a la escuela.

Eso se da, debido a que tienen la convicción de que si los firma una organización btienen más dinero que lo que podrían ganar en toda su vida productiva en cualquier otra profesión.

Dado lo difícil que es llegar a Grandes Ligas, miles de jovencitos firmados y luego dados de baja se convierten resentidos sociales.

Por eso no se concibe, dado el interés que tiene históricamente el dominicano por ese deporte, declarado pasatiempo nacional, que el Estado no haya construido una moderna instalación con todas las especificaciones de un estadio de Grandes Ligas.

Es una vergüenza que el país no cuente con un ‘play’ donde, por ejemplo, se puede montar una “pata” del Clásico Mundial.

Durante el segundo gobierno de Leonel Fernández se firmó un contrato con un consorcio portugués para construir la “Ciudad Deportiva”, donde está ubicado el Quisqueya, pero el proyecto se cayó.

Por esa razón apoyo la petición que hace el ministro de Turismo, Francisco Javier García, para que el Gobierno se trace como un proyecto prioritario la construcción de un estadio de béisbol. de primer nivel.

Publicidad
Publicidad