Martes, 13 de noviembre, 2018 | 11:03 am

¿Por qué son tan caros?



Esta pregunta la introdujo la editora de nacionales del periódico El Día en un análisis del 25 de octubre 2018, refiriéndose al alto precio de los carburantes en nuestro país.

La misma hace una comparación de estos precios con los de otras naciones de América, como Honduras, Costa Rica, el Salvador y Nicaragua.

Sin conocer los resultados de esta comparación, sabemos que el precio que pagamos los consumidores dominicanos, está por encima. Tristemente es cierto, somos unos de los países con la gasolina más cara del mundo.

Esto se bebe a la cantidad de impuestos cargados a un galón de combustible.

La editora explica que de 240.60 pesos dominicanos que cuesta un galón de gasolina premium, 131.38 pesos son gravámenes, equivalente al 54% de su costo. Estamos pagando de impuestos más de la mitad del precio de importación.

Según la editora, solo por concepto de la ley de hidrocarburos cada galón de gasolina paga 71.85 pesos, lo demás son por otros impuestos y los márgenes de ganancia de distribuidores y detallistas más las tarifas arancelarias.

Esta ley es la cruz pesada que cargamos todos los consumidores de este bien, el cual es tan valioso como el oro y su alza desequilibra los precios de todos los productos de la canasta familiar nacional.

Lo planteado por el gobierno es que se necesita otra fuente de ingresos para sustentar una reducción a los impuestos en los combustibles, fuente que dicen no tener.

No obstante, diversos sectores protestan manifestando su inconformidad ante esta situación.

¿Por qué son tan caros? Esta pregunta no solo la hace la editora de este análisis, nos la hacemos todos los dominicanos que cargamos esa cruz día a día.

¿Por qué son tan caros? Si pese al lujo que nos damos de pagar un 55% de los gravámenes impuesto por la ley de hidrocarburos para la recaudación de fondos que administra el Estado, no gozamos de servicios públicos dignos que sirvan como panacea a la herida impositiva.

¿Por qué son tan caros? Si muchas veces nuestros derechos son abusados por quienes deben protegernos y vemos políticos multimillonarios.

¿Por qué son tan caros? Si aún luchamos contra muchos de los problemas que por años castigan al pueblo dominicano como la inseguridad, los apagones, una canasta familiar lejos de nuestra realidad económica, y demás.

¿Por qué son tan caros? Una pregunta que implícitamente carga con una alta dosis de impotencia a la ausencia de una respuesta balsámica.

Creo que por ahora la respuesta a esta pregunta no es satisfactoria para todos, pese a que nuestra economía haya crecido en un 6.9%, según el presidente del Banco Central, pero al parecer el reflejo de este crecimiento en nuestra realidad quedó varado en algún lugar mientras avanzaba junto a la estadística. Parece que se divorciaron durante el trayecto.

Me pregunto: ¿por qué será?

Publicidad