Martes, 13 de noviembre, 2018 | 9:41 am

Por qué la más reciente película de Kevin Spacey recaudó apenas US$126 en su estreno

_103098811_bbc


“Veneno de taquilla” (Box office poison, en inglés) es el término que usa Hollywood para referirse a un actor o actriz cuya mención evoca asociaciones tan negativas que afectan la venta de boletería de las películas que protagonizan.

Hay varias razones por las que una estrella de cine se convierta en “veneno de taquilla”: puede ser porque ha tenido una larga racha de películas con pobres resultados, que sea una persona muy difícil con quien trabajar, que haya hecho declaraciones hirientes e inapropiadas o que le aceche un escándalo.

Y eso último es lo que le está pasando a Kevin Spacey, el destacado actor estadounidense ganador de dos Oscar que desde octubre de 2017 ha sido objeto de numerosas acusaciones de abuso sexual, incluyendo de menores.

Su más reciente filme, “El club de los jóvenes multimillonarios” (The Billionaires Boy´s Club), se rodó antes de que estallara el escándalo, pero se estrenó el fin de semana pasado.

En su primer día en los teatros alcanzó una paupérrima venta de apenas US$126.

La cinta se proyectó en 10 teatros alrededor de Estados Unidos pero, aun con el modesto lanzamiento, la revista especializada Hollywood Reporter calculó que menos de dos personas, en promedio, compraron una entrada el día del estreno.

Según los analistas la película no alcanzará a recaudar US$1.000 en su primer fin de semana.

Algunas otras estrellas que se convirtieron en veneno de taquilla

Mel Gibson

Con series de películas como “Mad Max” y “Arma mortal”, Gibson fue una taquillera estrella de acción. También se destacó como excelente productor y director con “Corazón valiente”, que le ganó Oscar a la mejor película y mejor director en 1995.

Después de tener problemas con alcohol, ser arrestado, lanzar insultos racistas y sexistas en público y un sonado divorcio, el nombre del actor ha perdido su lustre y desencantado a su público.

Su agencia de representación rompió relaciones con él y una de las producciones que prometía regresarlo al estrellato colapsó.

Lindsay Lohan

Como estrella infantil de Disney y de éxitos como “Juego de gemelas” y “Cupido Motorizado”, la actriz tenía una prometedora carrera por delante.

Sin embargo, en su adolescencia empezó a llamar la atención de los medios más por sus problemas de adicción al alcohol y drogas que por sus películas.

Se concentró en papeles más maduros, pero sus continuos líos legales le costaron varios contratos. La talentosa actriz ya no atrae el mismo público que en sus años mozos.

Johnny Depp

Su nombre era suficiente para garantizar un éxito de taquilla. Sólo hay que ver las ventas de la serie “Los piratas del Caribe”.

Pero si se juzga por los pobres resultados de las últimas entregas; “El turista”, “El Llanero Solitario” y “Transcendence: Identidad virtual”, el actor ya no llena las salas como antes.

La controversia en torno a que el papel de Tonto, el indígena acompañante del Llanero Solitario, lo hubiese interpretado un actor blanco no ayudó mucho a la imagen de Depp, como tampoco la acusación de su joven ex esposa de que la había maltratado.

Hasta cierto punto, los productores de “El club de los jóvenes multimillonarios” vaticinaron el mal desempeño del filme al lanzarlo anticipadamente al mercado de videos por encargo, donde también sufrió tras la mala crítica que recibió.

En comparación, “Baby Driver” -la última película de Spacey antes del escándalo- recaudó más de US$20.000.000 en su primer fin de semana, en junio de 2017.

Más de 30 hombres han declarado en contra de la estrella denunciando que fueron objeto de avances sexuales indeseados por el actor durante los últimos 30 años.

Kevin Spacey, de 59 años, siempre ha negado las acusaciones.

Sin embargo, eso no evitó que la distribuidora de videos por encargo Netflix lo despidiera de la exitosa serie de intriga política “House of Cards” donde interpretaba el papel de un ficticio presidente de EE.UU.

Además, en la película “Todo el dinero del mundo” (All the Money in the World) el director Ridley Scott decidió volver a filmar todas las escenas en las que aparecía Spacey, reemplazándolo con el veterano actor Christopher Plummer, en el papel estelar.

“El club de los jóvenes multimillonarios”, tiene como coprotagonistas a Taron Egerton y Ansel Elgort, que actuó el papel titular en “Baby Driver”.

Se basa en la historia real de un grupo de niños ricos en Los Ángeles, California, que montan un fraude millonario que se torna mortal.