Domingo, 11 de noviembre, 2018 | 12:18 am

¿Por qué ir a la Marcha del Millón?



Para el domingo 12 de agosto ha sido convocada la “marcha del millón”. A la misma hay que asistir porque: a) Marcha Verde es el movimiento social dominicano más importante de los últimos 53 años, b) es un movimiento que hay que defender y preservar, c) es una expresión social plural, ético-moral, pacífica y con razón, d) es un movimiento que ha ido madurando y trascendiendo, incorporando nuevos contenidos de lucha, y e) representa la esperanza de poder encauzar el presente y construir un futuro distinto y mejor.

A esta marcha, ¿quiénes deben asistir y por qué? Deben asistir las madres y los padres de familias, los abuelos y abuelas, porque como progenitores deben actuar para que sus hijos y nietos puedan crecer y desarrollarse en un ambiente social de bienestar, donde la delincuencia sea reducida a su mínima expresión. Deben asistir las mujeres del país, porque con su proverbial sensibilidad saben qué cosa está en juego en esta coyuntura. Deben asistir los adolescentes y jóvenes, porque nadie como ellos han sido víctimas de una estructuración social que no les da opciones válidas y que los empuja a comportamientos indeseados. Deben ir los trabajadores para que la compensación a su labor productiva les permita alcanzar una vida digna de vivir. No deben faltar los empresarios que compiten honestamente en el quehacer productivo y repudian los procedimientos desleales y fraudulentos basados en acuerdos con las urdimbres del poder político. Los desempleados y los poseedores de pensiones de miseria ¿están sujetos a faltar?

También deben asistir a la “marcha del millón” todos los religiosos, sacerdotes, monjas, pastores, feligreses y comunidades de base, que entienden que nuestra sociedad va por mal camino y se aleja velozmente de los principios y mensajes del evangelio de Jesús. Los profesionales deben estar presentes en esta marcha porque hay que tener estamentos sociales que reconozcan su calificación y que no induzcan a ninguno de ellos al suicidio.
No deben faltar los intelectuales que luchan por no dejarse “cooptar” y que se saben privilegiados por los instrumentos que dominan. Asistirán los artistas, que saben cuánta belleza quita a la vida la corrupción y la impunidad. Deberán estar también los deportistas, y los ambientalistas, cuya lucha por la defensa y preservación de nuestros recursos naturales es la lucha de Marcha Verde. Los familiares de militares y policías deben participar, pues son conscientes de que la corrupción es una vulnerabilidad que daña la seguridad y la gobernanza.

Vayamos a la marcha todos los interesados en un mejor país y evitemos que nuestra sociedad llegue a un punto sin retorno.

Celedonio Jiménez

Publicidad