Martes, 16 de octubre, 2018 | 8:07 am

Pobre crónica deportiva de RD



Cuando uno ve que un ministerio que construye puentes, carreteras y presas en tiempos prudentes se deja “comer” de la remodelación de un palco, no hay de otra que decir “pobre crónica deportiva dominicana”… Si fuera un palco donde hacen sus peñas los cronistas políticos hace rato que estuviera listo…

Muy pocos la respetan a la crónica deportiva: “carajos a la vela” ponen cronistas a hacerles relaciones públicas y no les pagan, algunos federados los miran por encima del hombro y son cancelados sin que haya una protesta formar de nadie…

Pero, y aquí está el bendito pero, es lamentable admitirlo, pero parte de la propia crónica tiene culpa de eso, por su falta de solidaridad…

Cuando se anunció que se invertirían 117 millones de pesos en la construcción del palco de prensa del Quisqueya escuché a cronistas deportivos pegar el grito al cielo y protestar porque “cómo es posible que se gaste tanto dinero para que estos periodistas vayan a chatear”…

Pero no dicen nada de los 2 mil millones de los scáneres de la JCE ni de otros casos parecidos… Cuando los amigos Rolando Guante y Renaldo Bodden advirtieron sobre el atraso en los trabajos del palco de prensa fueron muchos de sus propios colegas los que intentaron descalificarlos y algunos ni la nota les publicaron… Pero sí creían, comentaban y difundían lo que decía el ministro de Obras Públicas, de que estaría listo…

Los que hacen periodismo sin compromiso ven con pena y horror como a algunos colegas se les ha olvidado preguntar en las ruedas de prensa y solo vale y llevan a sus medios lo que diga la nota oficial… Muchos están haciendo un periodismo aéreo, con muchas redes y con muy poca opinión… Y así es muy difícil que los respeten.

Publicidad