Martes, 18 de septiembre, 2018 | 8:58 am

Patrullaje mixto: una mezcla de problemas



El gobierno en su desesperación por allantar a la población, le ha “declarado la guerra a la delincuencia”, pero esto solo sirve para resaltar el fracaso de las autoridades, que después de tantos años siguen poniendo parches.

El patrullaje mixto de la Policía y las Fuerzas Armadas pone en evidencia la incapacidad del gobierno de resolver las causas que generan la delincuencia: falta de oportunidades, desempleo, acceso a drogas, carencias en la persecución y castigo de crímenes y delitos, un sistema de justicia deficiente, etc.

Otra situación, particularmente delicada, es que a los miembros de las Fuerzas Armadas se les entrena para matar, y se les suministran armas de guerra. Personas con su entrenamiento y armamento, más que aportar a la seguridad, son un verdadero peligro en las calles.

Recientemente en el barrio donde vivo un joven recibió un disparo de M-16 en la pierna izquierda, luego de un forcejeo entre una patrulla mixta y un grupo de jóvenes que se resistían a que se llevaran sus motores.

Asimismo, tenemos que pensar en el efecto que produce ver a esos soldados y su armamento, ¿qué pensarán de eso los turistas?

Esperamos que a todos estos problemas no se sume el hecho de que con esas patrullas mixtas los soldados cogen las malas mañas de los policías: macuteo, cobro de peaje, extorsión, etc.

Danilo ha tenido el poder de modificar la Constitución a su antojo, de pedir los préstamos que le ha dado la gana, de manejar el presupuesto a su conveniencia.

No hay excusas para que alguien “tan poderoso” no haya podido reducir la delincuencia en seis años que lleva gobernando como un tirano. Abramos los ojos, que la fiebre no está en la sábana.

Publicidad