Paternidad responsable



Este Día del Padre, más que una fecha para regocijo y festejos debe servir para una reflexión social, que favorezca ensanchar la práctica de honestidad y la paternidad responsable.

Ser padre de una criatura implica que un hombre tiene que asumir la responsabilidad de su manutención. Una situación que deberá cumplir con amor y dedicación hasta la mayoría de edad de la criatura, si la descendencia no sigue estudios universitarios.

Esa situación no se puede ver exclusivamente de manera personal. O solo de la incumbencia de las familias. El flagelo de la paternidad irresponsable se debe a otros factores que hay que tomar en cuenta.

De ahí que resulta de vital importancia atacar la base que fomenta la paternidad irresponsable, que tiene que ver con la falta de oportunidad laboral, sobre todo en el sector de la juventud, las promesas incumplidas en las políticas de creación de empleo, la ineficacia para tener un código laboral acorde con las expectativas y demandas de los trabajadores, así como la pobreza de los incentivos sociales, que no funcionan en la práctica, ya que los trabajadores de menor ingreso, con el monto de dinero que reciben al mes, siguen atrapados en su condición.

Afortunadamente existe la paternidad responsable, en un alto índice.

De manera que sirva el día para felicitar a todos los padres que cumplen con amor, orgullo y puntualidad como cabeza de familia.

Publicidad
Publicidad