Lunes, 15 de octubre, 2018 | 3:50 pm

Parque Jurásico: 3 errores científicos sobre dinosaurios de la famosa película de Steven Spielberg

El filme "Parque Jurásico" se estrenó en Estados Unidos en junio de 1993.
El filme "Parque Jurásico" se estrenó en Estados Unidos en junio de 1993.


Parque Jurásico, el célebre filme de Steven Spielberg de 1993, alentó la pasión por los dinosaurios y la paleontología tanto en niños como en adultos.

Algunos expertos opinan incluso que dio impulso a nuevas inversiones y proyectos en paleontología.

El filme se estrenó en Estados Unidos en una función limitada el 9 de junio de 1993 y a nivel nacional el 11 de junio.

25 años después, ¿qué tan precisas son desde el punto de vista científico las escenas impresionantes del “rey” de los dinosaurios, el Tyrannosaurus rex, o del ágil Velociraptor?

Phil Tippett, experto en efectos visuales que ganó un Oscar por la película de Spielberg, y el paleontólogo Steve Brusatte, especialista en dinosaurios de la Universidad de Edimburgo, apuntan tres errores del film.

1. ¿Parque Jurásico o Parque Cretácico?

El filme de Spielberg heredó desaciertos de la obra en la que se basa, la novela del mismo nombre del escritor estadounidense Michael Crichton.

“Supongo que el nombre Parque Cretácico no habría tenido el mismo impacto que Parque Jurásico”, señaló Brusatte.

"Supongo que el nombre Parque Cretácico no habría tenido el mismo impacto que Parque Jurásico", señaló Brusatte.

“Supongo que el nombre Parque Cretácico no habría tenido el mismo impacto que Parque Jurásico”, señaló Brusatte.

El período Cretácico, que comenzó hace 145 millones de años y terminó hace unos 66 millones de años, siguió al Jurásico, que se inició hace 201 millones de años y terminó hace 145 millones de años.

Brusatte recuerda que muchos de los dinosaurios que aparecen en el film vivieron en el período Cretácico, incluyendo el Tyrannosaurus rex, el Triceratops y el Velociraptor.

“La verdad es que la mayoría de los dinosaurios son del período Cretácico”, agregó el paleontólogo.

2. Clones sospechosos

La idea de recrear dinosaurios a partir de material genético preservado durante millones de años también es problemática.

“Para clonar un dinosaurio deberíamos tener todo su genoma y nadie ha hallado hasta ahora ni un poquito de ADN de dinosaurios“, afirmó Brusatte.

“Así que estamos hablando de algo muy difícil de lograr, más bien imposible”.

La idea de recrear dinosaurios a partir de material genético preservado durante millones de años también es problemática.

La idea de recrear dinosaurios a partir de material genético preservado durante millones de años también es problemática.

Puede parecer puntilloso recalcar estos errores, pero “Parque Jurásico” se presentó como un film que iba más allá de caracterizar a los dinosaurios simplemente como monstruos.

Y la película de Spielberg cruza a veces la delicada línea entre la precisión científica y la fantasía cinematográfica.

3. El problema de las plumas

Parque Jurásico” fue en su época la película más innovadora en animación y animatrónica.

Tippett, quien había trabajado previamente en “La Guerra de las Galaxias”, fue uno de los principales expertos a cargo de los efectos de dinosaurios, y se propuso con sus colegas crear imágenes lo más realistas posible.

El filme tenía un paleontólogo consultor, Jack Horner, pero Tippett también aprendió todo lo que pudo sobre el tema.

“Me compré todos los libros que encontré sobre dinosaurios y sabía cuál era el conocimiento científico hasta ese momento”, le dijo Tippett a la BBC.

Y gracias a ese conocimiento, el experto en efectos visuales adaptó algunas descripciones de la novela original.

Ilustración de un dinosaurio con plumas del género Deinónico, al que pertenecían los Velociraptores.

Ilustración de un dinosaurio con plumas del género Deinónico, al que pertenecían los Velociraptores.

“Crichton hubiera mostrado a un Tyrannosaurus levantando un jeep como Godzilla. Pero la física indica que eso no es posible”, señaló.

En cuanto a los Velociraptores, serían hoy representados en forma radicalmente diferente.

Los Velociraptorereales de Mongolia eran del tamaño de un perrito caniche“, señaló Brusatte.

“Pertenecían a un género de dinosaurios llamados Deinónicos, que eran mucho más pequeños que los Velociraptores del film”.

Sabemos ahora que los Deinónicos, un término derivado del griego que significa “garra terrible”, tenían plumas y eran ancestros de las aves modernas.

Los primeros restos alados de dinosaurios fueron hallados en la década del 90, por lo que nuestra comprensión de estos animales ha cambiado profundamente desde entonces.

Aún así, la secuela de “Parque Jurásico”, el film “Mundo Jurásico”, estrenado en 2015, cometió los mismos errores y siguió mostrando dinosaurios sin plumas, algo que molesta a Brusatte.

Sabemos que los dinosaurios, tal vez incluso todos los dinosaurios, tenían algún tipo de pluma. Para mí es extraño ver dinosaurios representados sin ninguna pluma, no es natural”, afirmó el paleontólogo.

Tippett asegura por su parte que hoy haría “un filme totalmente diferente. Los descubrimientos sobre plumas son muy importantes”.

Brusatte está de acuerdo, pero asegura que aún le gusta el filme “Parque Jurásico”.

“Creo que Parque Jurásico ha sido positivo para la paleontología. Claro que hay imprecisiones, pero creo que son superadas un millón de veces por el impacto beneficioso de la película”.

“No sé si hoy tendría el trabajo que tengo como paleontólogo si no hubiera existido ese filme”.