Domingo, 9 de diciembre, 2018 | 7:41 pm

Para Alejandro Fernández W.



El 12 y 13 de noviembre celebramos en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), en su campus Santo Tomás de Aquino de Santo Domingo, los 50 años de UNICA, que era la “Asociación de Universidades e Institutos de Investigación del Caribe”. Tuvimos la asamblea ordinaria de sus miembros y aprobamos el cambio de su nombre. Se adoptó la denominación de “Universidades Caribe”.

En Universidades Caribe se coordinan universidades tan prestigiosas como University of West Indies, la Universidad de la Habana, la Universidad de Puerto Rico y nuestra Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, entre otras muchas. Son universidades con alto prestigio en investigación, publicaciones académicas, significativos porcentajes de docentes con niveles de doctorado, generadoras de patentes y egresados muy destacados.

Esta asociación de universidades y centros de investigación vinculados al Caribe -sea por su ubicación geográfica, como por su interés en temas caribeños- se comunica internamente a través de tres lenguas: inglés, español y francés. Se usa también el holandés, el papiamento y los creoles caribeños.

Existen publicaciones académicas que aceptan artículos en cualquiera de las lenguas principales y en algunos casos también en portugués, por los grandes aportes de investigadores brasileños a temas caribeños. Que nuestras universidades favorezcan el trilingüismo Sr. Fernández no es un disparate, es una señal de calidad a punto de consumarse por la gran cantidad de docentes y estudiantes de las mismas que se comunican fluidamente al menos en dos de ellas. Un ejemplo: en el evento hubo en paralelo un encuentro de jóvenes universitarios del Caribe, provenientes de las universidades participantes, y no necesitaron traducción. Más que futuro, es un presente desplegándose.

La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), fundada por el Episcopado Dominicano -que es su propietaria-, pero dirigida por el Rector y un Consejo de Directores, entre los cuales hay 15 destacados empresarios que aportan prudencia y sabiduría en las decisiones que se toman, ha demostrado en sus 56 años de existencia una capacidad inmensa de creatividad e innovación, rigor en la calidad docente y ser la líder nacional en investigación científica universitaria.

La PUCMM encabeza el índice de publicaciones científicas arbitradas del país, ganó en la última convocatoria de FONDOCYT la mayor cantidad de proyectos y de fondos para investigación, ha generado las primeras dos patentes científicas internacionales de universidad alguna dominicana y posee una de las infraestructuras más potentes en generación de ciencia, incluido su nuevo edificio para las Facultades de Salud e Ingeniería en Santo Domingo.

Nuestros egresados son altamente reconocidos por su calidad profesional en República Dominicana, Estados Unidos y Europa.  Somos la universidad dominicana con mayor porcentaje de profesores a Tiempo Completo con título de doctores y la primera universidad nacional en tener dos doctorados propios: uno en Español y otro en Historia del Caribe. En la pasada graduación obtuvieron el título de Doctores en Español por la PUCMM los primeros tres estudiantes. Favorecemos el dominio de otras lenguas y fortalecemos la propia.

PUCMM desde el 2007 demanda en casi todas las carreras niveles muy elevados de inglés, de forma que los estudiantes puedan consultar bibliografía en inglés y puedan optar por programas de maestría en lengua inglesa sin dificultad. Tenemos un Doctorado y una Maestría en estudios caribeños, además de dos cátedras caribeñas, una en historia, dedicada a Frank Moya Pons, y otra en literatura, dedicada a René del Risco Bermúdez.

El trilingüismo en PUCMM es una realidad naciendo, fruto de la calidad docente y los altos niveles de investigación, además de nuestra vinculación con El Caribe. Todo el que haya estudiado en Canadá o Europa sabe que casi todos los programas de maestría y doctorado demandan tres o más lenguas a sus estudiantes. Mi hija Thelma Vanahi en la Pompeu Fabra tuvo que demostrar para su maestría en historia dominio de Castellano, Inglés y Catalán. El trilingüismo no es un disparate.

Publicidad