Países consumidores de drogas son más beneficiados del narco

El presidente Medina advirtió que a esas naciones hay que ponerles freno para combate exitoso

El presidente Danilo Medina habla ante 120 líderes internacionales reunidos en la XXXIV Conferencia para el Control de Drogas.
El presidente Danilo Medina habla ante 120 líderes internacionales reunidos en la XXXIV Conferencia para el Control de Drogas.





Bávaro, La Altagracia.-El presidente Danilo Medina advirtió ayer que no se puede continuar combatiendo el narcotráfico solo en los países productores de drogas sin poner freno a las naciones consumidoras, ya que allí es donde se planifican las estrategias para el tráfico ilícito de estupefacientes, debido a que son los que reciben el 90 % de los beneficios de esa actividad.

“La conclusión es clara: se está produciendo más drogas y se está consumiendo más.

Y esto es sumamente peligroso. Recordemos que, según cálculos conocidos por la mayoría de los presentes, cada tonelada métrica que se trafica tiene el potencial de causar 28 muertes violentas en Centroamérica, 553 sobredosis en Estados Unidos y fortalecer las redes criminales con decenas de millones de dólares”, dijo Medina.

Al hablar ante 120 líderes internacionales reunidos en la XXXIV Conferencia para el Control de Drogas que se realiza en el país, el Mandatario consideró que la lucha contra el narcotráfico ha de ser asumida con responsabilidad y que el único camino es que el coste sea compartido de forma equitativa por todos los países involucrados.

Motivos de preocupación

Medina reiteró que existen motivos de preocupación porque, según los últimos informes de la Fuerza de Tarea Inter-institucional Sur, coordinada por Estados Unidos, en 2013 en la región de Latinoamérica y el Caribe se decomisaron 132 toneladas métricas de cocaína; en 2014 fueron 158; en 2015 unas 193, y las incautaciones de 2016 se incrementaron a 282 toneladas.

“En principio esto podría parecer una buena noticia; sin embargo, es importante poner estas cifras en perspectiva porque si tenemos en cuenta la cocaína que eludió nuestros controles, la que no se confiscó, encontramos que en el 2016 la escalofriante cifra de que 2,461 toneladas métricas consiguieron llegar a su destino final”, lamentó.

Conflicto global

El presidente Medina razonó que la producción y tránsito de drogas es un conflicto global que, al igual que los flujos migratorios o el cambio climático, debe tener una solución multinacional, porque amenaza la integridad institucional y la seguridad de los ciudadanos.

Añadió el desafío adicional con el que cuentan varios países, entre ellos República Dominicana, de recibir cada año cientos de ciudadanos deportados, principalmente de Estados Unidos.

“En el tiempo que llevamos como presidente de la República hemos recibidos en condición de deportados de los Estados Unidos aproximadamente 7,700 dominicanos.

Cuatro mil de ellos han sido deportados tras cumplir condenas por drogas. Y sabemos que un alto porcentaje de ellos continuarán en actividades ilegales e incluso contribuirán a fortalecer las redes internacionales del crimen”, dijo.

Afirmó que para construir sociedades seguras y estables hay que entender que “nuestros principal enemigo ya no son los conflictos entre Estados o ideologías; ahora son esas fuerzas transnacionales, opacas y escurridizas, que constituyen el crimen organizado y que se filtran en todas las capas de la sociedad”.

Combate desde el país

Informó que el Gobierno dedica cada vez más recursos para las labores de seguridad e inteligencia, reforzando los aeropuertos con instalaciones de cámaras de vigilancia, equipos de rayos X y escáneres de última tecnología capaces de detectar todo tipo de contrabando.

También invirtió más de medio millón de dólares en la adquisición de dos escáneres corporales, se reforzó la unidad canina K-9, donde el país cuenta con un escuadrón de perros especializados en la detección de narcóticos.

Ha fortalecido la Dirección Nacional de Control de Drogas, con equipos informáticos, de laboratorios y de operaciones aéreas, así como cámaras digitales.

“Todo esto es parte de un plan integral para fortalecer las acciones contra el crimen organizado y el narcotráfico. El resultado más visible son las constantes incautaciones realizadas por nuestros cuerpos de seguridad.

Solo el año pasado se decomisaron más de 20 toneladas de narcóticos, entre cocaína, marihuana, crack y heroína”, dijo.

Asimismo, se han incautado millones de dólares procedentes del narcotráfico y se han mantenido bajo control, por más de cinco años, las incursiones de aeronaves en vuelos ilícitos sobre el espacio aéreo dominicano.

EEUU: “No hay soluciones milagrosas”

El encargado de Negocios de los Estados Unidos, Patrick Dunn, advirtió que no hay una solución milagrosa para poner fin al abuso de las drogas o reducir el alcance y poder de las organizaciones de narcotraficantes.

“Les aseguro que nuestra administración está comprometida con la lucha contra las actividades delictivas, en nuestras fronteras, en nuestro sistema judicial y financiero, así como en otros lugares. Pero todos aquí dependemos el uno de los otros, como socios, en este esfuerzo. Por ende, trabajamos juntos, a largo plazo, con objetivos compartidos”, dijo Dunn.

Reiteró que el objetivo de su país es eliminar el tráfico ilícito de drogas, el lavado de dinero y el narcoterrorismo para hacer más segura “nuestras comunidades”.

Publicidad
Publicidad