Martes, 13 de noviembre, 2018 | 6:56 pm

País retrocede tres puntos en Facilidad de Hacer Negocios

“Ranking”. República Dominicana descendió del puesto 99 al 102, según informe del Banco. Problema. Pago de impuestos y resolución crisis influyeron descenso.

info-comportamiento-doing-business


SANTO DOMINGO.-República Dominicana retrocedió tres puntos en el Informe de Facilidad para Hacer Negocios (Doing Business 2019), que realiza el Banco Mundial .

Sin embargo, obtuvo una ligera mejoría en cuanto a la puntuación que mide el progreso general de las reformas aplicadas por el país, avanzando de 60.57 en 2018 a 61.12 para 2019.

El informe especifica que el país descendió de la clasificación 99 a la 102 en el “ranking” que analiza las regulaciones para hacer negocios y su aplicación en 190 economías.

Puntuación

Los temas que repercutieron en el descenso de la clasificación del país fueron el pago de impuesto, reflejando una baja de 0.01%, y la resolución de crisis con 0.05%.

En los aspectos de obtención de crédito, comercio transfronterizo y cumplimiento de contratos se mantuvo sin variación.

No obstante, en la protección de los inversionistas minoritarios el país experimentó un aumento de 51.67 a 56.67, equivalente a un 5%, debido a que se fortaleció con el aumento de la independencia de las juntas directivas de las empresas locales.

También mostró avances en los temas de la apertura de negocios (0.21%), permisos de construcción (0.28%), electricidad (0.07%) y registro de propiedades (0.06%).

La región

El informe “Doing Business 2019: Capacitarse para la reforma”, dice que las economías de América Latina y El Caribe realizaron el año pasado 25 reformas orientadas a mejorar la facilidad para hacer negocios de pequeñas y medianas empresas nacionales.

México sigue como la economía mejor ubicada de la región, seguido de Puerto Rico, Colombia y Costa Rica en los puestos 64, 65, 67, respectivamente.

Enfoque

El Doing Business es un reporte realizado por el Banco Mundial y está enfocado en medir las regulaciones relevantes del ciclo de vida de las pequeñas y medianas empresas, con el fin de estimular la competitividad.

Este mide 10 áreas, entre las que figuran: regulación para apertura de una empresa, pago de impuestos, comercio transfronterizo, manejo de permiso de construcción, electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección a los inversionistas minoritarios, cumplimiento de contratos, y resolución de crisis.

Participantes

18 De 32 economías.
Realizaron reformas para mejorar los negocios en la región.

*Por JOHANNA MATOS