Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 2:17 am

Pacientes renales esperan que ocurra un milagro

Esperanza. Enfermos de deficiencia renal se aferran a la vida esperando un donante. Proceso. Gastos son insostenibles.

El país realiza alrededor de 200 trasplante al año según el doctor, Arsenio Medina.  Elizer Tapia
El país realiza alrededor de 200 trasplante al año según el doctor, Arsenio Medina. Elizer Tapia


SANTO DOMINGO.- El proceso de diálisis se convierte en la única opción de vida para 5,300 pacientes que padecen de deficiencia renal en el país.

Tal es el caso de Michel Candelario, quien es una candidata a recibir un trasplante de riñón, lleva 16 años, de 28 de vida, conectándose a una máquina para limpiarse la sangre, debido a que sus riñones no funcionan.

“La espera se ha hecho larga, pero aun no pierdo la esperanza de encontrar un donante”, manifiesta la joven mientras se hacía el tedioso procedimiento en la Unidad de Hemodialisis Doctor Erick Báez Ortiz del hospital Padre Billini.
Cuenta que ella viaja desde Yamasá cada tres días junto a su hermano Bonifacio Candelario, quien también se dializa en ese centro de salud.

Ambos reciben el procedimiento que tiene una duración de cuatro horas, sin ningún costo, pero su familia tiene que gastar alrededor de 86,400 pesos al mes en pasajes, comida y los medicamentos que ellos necesitan.
“Muchas veces mi familia tiene que recurrir a ayuda de parientes y amigos”, expresó la joven a El DÍA.
En esas mismas condiciones se encuentra Salomón Rosario, otro paciente que lleva 16 años esperando un donante. Explica que mientras espera no tiene más alternativas que viajar desde Bonao a Santo Domingo a recibir asistencia médica.

“He visto muchos morir en este proceso, pero solo Dios me da fuerza, me aferro a la vida”, dijo. Arsenio Medina, encargado de la Unidad de Hemodiálisis del centro, dijo que para el Estado es menos costoso realizar un trasplante que un proceso de diálisis de por vida.

— Estadísticas
El costo del trasplante oscila en alrededor de un millón 5oo mil pesos, mientras que la diálisis cuesta 1.3 millones por año a cada paciente. Hasta la fecha la lista de espera a nivel nacional de donantes alcanca a 230 personas.