Miércoles, 19 de septiembre, 2018 | 3:02 pm

Pablo Milanés no ve cambios en Cuba

Asegura que la apertura con Estados Unidos es una esperanza

22E 29-2,p03


Santo Domingo.-El cantautor cubano Pablo Milanés, nacido en Bayamo, Cuba, es uno de los artistas más queridos por los seguidores de la nueva trova.

Con una poesía llena de ternura en cada una de sus canciones, él ha sabido conquistar a un público que le ha sido fiel por décadas. Ahora que regresa a República Dominicana para cantar en el anfiteatro Nuryn Sanlley el día 9 de octubre, el artista abre su corazón y explica a EL DÍA cómo se siente en estos momentos de su vida.

A un año de haber recibido un riñón donado por su esposa Nancy, Milanés asegura que ese es el milagro de amor de dos seres que se aman en cualquier circunstancia.

También revela que ve la apertura entre Cuba y Estados Unidos como una esperanza de la cual viven ahora los cubanos.

¿Cómo está Pablo milanés en estos momentos, en lo espiritual y la salud?

Muy bien, estoy viviendo momentos de renacer, he tenido algunas dificultades físicas, pero ya todas están superadas.
Tengo mucho trabajo y estoy cumpliendo bien, tanto aquí en Cuba como fuera de ella, todo va muy bien.

¿Qué opina de la música que se está haciendo y escribiendo hoy día?

Tengo muy mala opinión de la música de hoy, y no por los ritmos, sino por todo en general. Ha bajado la calidad, está demasiada comercializada y superficial, ajena a la poesía, al sentimiento, a la espiritualidad y a muchos cánones musicales que deberían establecerse en la existencia de una canción y que no los veo por ningún lugar.

Creo que no es culpa de los compositores, es culpa de las transnacionales, las agencias, los empresarios, las emisoras, es un círculo vicioso que no sale de la prebenda.

¿Ahora que vive con un riñón donado por su esposa Nancy, cómo es el convivir, y si existe más ternura y protección?
No, no, esa ternura ha existido ya de antemano, creo que precisamente esa donación de uno de sus riñones para mí es el resultado del amor entre nosotros, lo veo normal, con mucha honestidad.

Incluso, impuso su opinión ante mis hijos, que querían ser los donantes, y ella se impuso de una forma tan legítima y efectiva que hubo que dejarla que fuera la donante. Y todo resultó satisfactorio porque yo estoy bien.

¿Cómo transcurre un día en la vida de Pablo en Cuba?

Bueno, algunas veces son días normales y otros muy agitados, tengo un ciclo de trabajo muy fuerte ahora, pero me va muy bien.

A veces tengo tiempo que leo mucho, me encanta el cine, hago encuentro con los amigos, me encanta dar vueltas por La Habana, y así transcurre mi vida. Tengo una familia numerosa a la que veo diariamente, esa familia me da vida y fuerza para seguir.

¿Qué opinión le merece la apertura que está teniendo Cuba con Estados Unidos?

Siempre que puedo le doy la vuelta a la Habana en mi carro, pero no veo mucha apertura para Cuba, esa es una de las cosas que más disfruto y no veo mucha apertura. Realmente los cambios no son tan evidente en la clase pobre ni en los ciudadanos medios, no se le ve esa prosperidad. Eso es más una esperanza que otra cosa y a mi juicio esa prosperidad no ha llegado. Lo único que existe en Cuba es la esperanza.

¿Camina usted por las calles de La Habana?

Aclaro que no puedo caminar muy bien, tengo dos prótesis en la cadera, hace años ya, y eso me impide caminar libremente.

¿Lo tocó de alguna manera la visita del papa Francisco a Cuba?
No, yo soy muy respetuoso de las religiones y de todas las tendencias filosóficas, pero soy un ateo convencido, no soy creyente, la visita del Papa la veo como una visita muy humana, él tiene una convicción muy alta de humanidad, no suelo profesar ninguna religión.

¿Hábleme de su disco “Renacimiento”?

El nombre no es porque me trasplantaron un riñón, esto fue antes. Este disco tiene más de un año de haberse editado, contiene mucha música cubana, música de origen renacentista y barroco, además le puse ese nombre porque entendí que después de seis años me sentía como que era un renacer con este disco.

También porque creí oportuno para hacer notar que la música cubana en todas sus etapas y sus orígenes es una música extraordinaria que tiene una materia prima excelente para hacer canciones.

¿Este disco le dio la oportunidad de salir de gira?
Sí, eso me tiene muy contento, porque voy a Colombia, República Dominicana y Europa. Son países que me encanta ir.

¿Qué puntuación le da a los artistas jóvenes que han sido influencia suya y hoy andan con sus propias propuestas cantando?
Consejos no me gusta dar, simplemente yo creo que hay ejemplos que la juventud puede seguir. Hay muchos cantantes y compositores que no han claudicado, que siguen triunfando en la vida, no hay que hacer sacrificio de venderse al mejor postor, solo les digo que al mal tiempo trabajen más, a las malas situaciones que trabajen con más ahínco, más fervor, no importa que no llegue el triunfo de la fama, llega el triunfo interior, que es más valedero que otra cosa.

¿Qué le provoca saber que viene a Santo Domingo a cantar?
Ese país tiene el público más lindo y extraordinario y lo digo hablando con toda honestidad. Allá tengo mis mejores amigos y para mi concierto he preparado un extraordinario repertorio.

¿Cómo recibe el Grammy Latino Honorífico que le anunciaron?

Bueno, debo confesar que antes tenía cierto prejuicio con los premios, aunque siendo sincero lo sigo teniendo.

No creo que sean justos se queda mucha gente de calidad sin premiar, en esta ocasión voy acompañado de muchas gentes que quiero y respeto y entonces me parece que era un desagravio no aceptar el premio. En realidad esta mejorando sus alternativa, lo acepté con mucho gusto.

Noticias Relacionadas