Miércoles, 14 de noviembre, 2018 | 3:00 am

OEA denuncia debilitamiento de democracia y de respeto derechos Latinoamérica

oea-denuncia-debilitamiento-democracia-latinoamerica_ediima20180425_0241_4


Praga.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, denunció hoy un creciente debilitamiento de la democracia y del respeto de los derechos humanos en América Latina, causado por la corrupción.

“Tras el derrocamiento de dictaduras sangrientas, estamos siendo testigo de retroceso en materia de democracia y derechos humanos (en América Latina)”, señaló el responsable máximo de la OEA en Praga.

“La corrupción ha debilitado el estado de derecho”, agregó Almagro durante la conferencia “Iberoamérica- cien años de amistad”, celebrada hoy en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Checa.

En este sentido, instó a “cuidar la democracia”, ya que “cada generación tiene que mantenerla viva frente a los que se aferran al poder y son presas de la corrupción”.

Desde la OEA, Almagro reconoció que ha habido avances en materia democrática “aunque no suficientes”, y subrayó que es preciso mantener “objetivos muy claros basados en las democracia, con procesos electorales claros, más pleno respeto a derechos humanos”, así como “transformar nuestro continente que es todavía el más desigual de todos”.

Ese proceso pasa, según el dirigente uruguayo, por que cada país “interiorice los instrumentos fundamentales”, entre los que citó las convenciones interamericanas de derechos humanos, y de lucha contra la corrupción, entre otras.

“Nuestra deuda como líderes no será saldada hasta tener un hemisferio próspero viviendo en democracia”, apostilló durante la conferencia, donde ha participado en un panel político junto a expertos del mundo académico.

Almagro aseguró hoy que la OEA vigilará que los comicios presidenciales en grandes países del hemisferio, como Venezuela, se desarrollen con garantías.

“La OEA se mantendrá atenta a la protección de los ciudadanos a través de misiones de observación”, dijo el secretario general de la OEA, un conocido crítico del gobierno socialista de Nicolás Maduro.

Por otra parte, Almagro exigió un continente americano “libre de presos políticos” y “de crímenes de lesa humanidad”.

“Tenemos que ser un continente libre de presos políticos y asesinatos con motivaciones políticas, y de crímenes de lesa humanidad”, dijo.

En ese sentido, destacó el trabajo de personas e instituciones que dan voz a los presos políticos y víctimas de abusos, entre los que citó el Instituto Casla de Praga.

“Reconocemos el trabajo de quienes lo hacen día a día, como Tamara Sujú”, dijo sobre la directora ejecutiva de Casla, una plataforma para los estudios de América Latina en la República Checa.

La abogada Sujú ha denunciado al Gobierno de Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya por no respetar los derechos humanos.

En julio de 2016, la venezolana, que tiene asilo en Praga desde noviembre de 2014, presentó el primer “Informe sobre casos emblemáticos de torturas y métodos utilizados en Venezuela en los años 2002-2016”, un expediente que se ha ido ampliando en varias fases.

La última fase fue en enero pasado, cuando la abogada presentó 38 nuevas denuncias de malos tratos y torturas, basadas en testimonios de las presuntas víctimas.