Martes, 25 de septiembre, 2018 | 12:22 pm

Obras Públicas promete eliminar aguas negras acumuladas en patio de la escuela en Villa Verde

Guerda Hinojosa, directora de la escuela, muestra el gran charco de agua.  Foto: José De León/El Día.
Guerda Hinojosa, directora de la escuela, muestra el gran charco de agua. Foto: José De León/El Día.


SANTO DOMINGO.-Tras la denuncia del estado en que se encuentra la escuela José de San Martín en el sector Villa Verde, en Santo Domingo Oeste, donde la acumulación de aguas negras representa un peligro para los estudiantes y profesores, los ministerios de Obras Públicas y Salud Pública intervinieron ese plantel para resolver el problema.

Obras Públicas dijo que desde primeras horas de este miércoles envió camiones con equipo de bombas de succión para eliminar los criaderos de mosquitos propagadores de dengue y malaria. Asimismo, dispuso el uso de montobomba de fumigación, personal con bombas de fumigación tipo mochila, la  entrega repelente para los profesores y vecinos de la escuela.

Según Obras Públicas, la eliminación de los criaderos y el rescate de la zona será un operativo permanente.

“Vamos a realizar un programa a partir de este miércoles para la eliminación de criaderos de mosquitos, desbroce, eliminación de las aguas estancadas”, dijo el director de la Comisión Militar y Policial, capitán de navío José Manuel Féliz José.

El temor de los padres

Los padres de los estudiantes de la escuela básica del sector Villa Verde, en Santo Domingo Oeste, dejaron de enviar a sus hijos a clase por temor a que sean afectados por el brote de la malaria, enfermedad que desde hace dos meses se registra en esa comunidad.

Un empleado de Obras Públicas fumiga en un terreno contiguo a la escuela y donde también se acumula agua. En este lugar fue detectado el mosquito que transmite la malaria.

Un empleado de Obras Públicas fumiga en un terreno contiguo a la escuela y donde también se acumula agua. En este lugar fue detectado el mosquito que transmite la malaria.

Las autoridades de la escuela básica José de San Martín dijeron a EL DÍA que desde el lunes no están impartiendo docencia por la ausencia de los alumnos, que temen enfermarse, pese a que el Ministerio de Salud Pública descartó la existencia de malaria en ese plantel.

No obstante, dos de los principales focos de esa enfermedad están ubicados en sus alrededores.

Los únicos que están acudiendo a ese centro son los profesores y el personal administrativo y de conserjería, quienes esperan una pronta solución a los problemas que presenta esa escuela.

Situación del plantel

El temor de los padres se sustenta en la mala condición de la escuela, ya que los estudiantes reciben la docencia entre el mal olor y grandes charcos de agua que se acumulan dentro de la escuela.

Reporteros de este diario evidenciaron que en los alrededores de la cancha de baloncesto hay grandes charcos de agua sucia, plagada de bacterias y parásitos que podrían afectar la salud de los infantes.