Viernes, 17 de agosto, 2018 | 8:53 pm

Nuevos certificados de ciudadanía y naturalización EE. UU.



El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) inició en este mes de junio la emisión de certificados de ciudadanía y naturalización con un nuevo diseño, con el fin de combatir el fraude y salvaguardar el sistema de inmigración legal.

Los certificados de ciudadanía y los de naturalización son documentos diferentes que se obtienen por procesos y orígenes distintos, pero ambos acreditan la nacionalidad estadounidense. Las personas solo pueden obtener uno de estos certificados, dependiendo de las condiciones y requisitos de su solicitud.

El certificado de ciudadanía se expide a las personas que obtienen la ciudadanía estadounidense derivada de uno de los padres o a familiares directos de una persona que sirvió honorablemente en las fuerzas armadas de Estados Unidos durante un periodo de hostilidad y que murió como resultado de lesiones o enfermedades derivadas de ese servicio.

El certificado de naturalización se expide a los residentes legales permanentes de Estados Unidos que solicitan la ciudadanía luego de haber sido residentes por un período de tiempo determinado y que tienen pruebas de su presencia física en territorio norteamericano, entre otros requisitos.

Los certificados de ciudadanía y naturalización rediseñados muestran una imagen central de gran tamaño en un fondo con diseños complejos, lo que ayuda a impedir la alteración de los datos personales.

Cada certificado posee una imagen única, visible solamente bajo luz ultravioleta y cuyos intentos de alterarlo serán evidentes. Los certificados de ciudadanía póstumos y el certificado especial de ciudadanía tienen cada uno una imagen diferente, aunque tienen las mismas características de seguridad.

Aunque la apariencia de los documentos es nueva, el proceso de solicitarlos no ha cambiado. Los certificados de ciudadanía y naturalización no necesitan ser renovados, sin importar cómo o cuando se expidieron. Aquellos expedidos antes del rediseño continuarán siendo aceptados como prueba de ciudadanía.

Si usted o sus hijos pueden adquirir la ciudadanía derivada o si usted tiene las condiciones para naturalizarse, es importante que realice el proceso. Definitivamente tendrá más beneficios si lo realiza que si deja de hacerlo.

Publicidad