Jueves, 18 de octubre, 2018 | 9:57 am

Nueva Ley de Valores



Una de las principales noticias económicas con lo cual comienza el nuevo año es la promulgación de la ley 249-17, que modifica la anterior ley 19-00 sobre el Mercado de Valores en la República Dominicana.

Esta nueva pieza era esperada con gran entusiasmo por parte los participes en nuestro mercado de valores, visto que el crecimiento del mercado, sumado a la antigüedad del anterior marco jurídico, no preveía los avances acontecidos en la última década y media, constituyendo una retranca para el desarrollo del mercado de capitales.

El nuevo instrumento, además, se ajusta a las mejores prácticas internacionales, incluyendo las establecidas por la Organización Internacional de Comisiones de Valores, el Instituto de Desarrollo Económico y el Banco Mundial, entre otros.

Entre los cambios más destacados tenemos la modificación de la conformación de la Comisión Nacional de Valores, órgano superior de la Superintendencia de Valores (SIV), incluyendo criterios para su integración y facultades arbitrales.

Además, crea un régimen de ingresos que asegure la sostenibilidad institucional, agregando criterios de transparencia y cooperación.

Otras áreas modificadas respecto a la legislación anterior incluyen la autorregulación, las ofertas públicas de valores, los patrimonios autónomos, instrumentos y operaciones, así como los fondos de inversión, las titularizaciones, el fideicomiso y los intermediarios de valores, entre muchos más.

Es casi imposible resumir en un artículo breve como el presente toda una ley. Sin embargo en líneas generales se aprecia la misma como un importante paso de avance.

Corresponde ahora al Regulador (SIV), tomar las iniciativas para su mejor aprovechamiento, tanto mediante el diseño de nuevas modalidades e instrumentos, como los respectivos reglamentos que exige la nueva ley.

Por igual, corresponde a los actores privados una vigorosa participación, los cuales hasta ahora se han comportando de manera muy tímida frente a las opciones y oportunidades que les ofrece el mercado de valores.

Frederich E Berges

Publicidad