Nuestros propósitos






Durante todo el año hemos insistido en tópicos que harían de República Dominicana un mejor país, dentro de la región y como parte del concierto de naciones libres del mundo.

Hoy, cuando faltan horas para que vuele el año, queremos enfocarnos en importantes propósitos, que se encadenan a los que ya habíamos expuesto y que todavía forman parte de caros anhelos, expectativas sociales y promesas incumplidas.

Insistimos, igual que ayer, en que la inseguridad ciudadana es uno de los principales problemas que preocupan en forma creciente.

Y hoy reiteramos que las autoridades deben trabajar desde el primero de enero de 2017 para que el país encuentre el sosiego y la paz social necesaria. Eso nos permitirá seguir trillando el camino del trabajo y el desarrollo nacional.

Ese será nuestro punto de apoyo como país, nuestro mayor cimiento, para de ahí enfrentar otros retos, no menos importantes.

Queremos confiar que los dominicanos podrán contar con un sistema de energía eléctrica de calidad, que haya un mejor ordenamiento del tránsito en las calles, que nuestro sistema de salud pueda cumplir su cometido; y sobre todo, que podamos elevar la capacidad de inserción de los nuevos profesionales al aparato productivo nacional.

Publicidad
Publicidad