Nuestro vecino



Haití ya tiene Presidente. Se trata de Jovenel Moise. De acuerdo al Consejo Electoral Provisional haitiano, ganó con 55,60 por ciento de los votos; y será juramentado el 7 de febrero.

Una noticia de primer orden para la República Dominicana y su agenda de relaciones exteriores, ya que el acontecimiento pone fin a un largo proceso de caos e incertidumbre, pero al mismo tiempo constituye un paso de avance para restablecer en su más alto nivel las relaciones bilaterales que mantenemos con nuestro vecino.

El Gobierno dominicano, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, bien podrá reordenar su agenda.

Hay muchos temas pendientes, sobre todo con relación al comercio y la exportación de importantes rubros y artículos; así como la migración, la salud, la seguridad de los pasos fronterizos, todavía muy vulnerables para ambas naciones.

Indudablemente que nuestro vecino, con la instalación del presidente electo Jovenel Moise, se coloca en el camino de legalidad constitucional, sosiego y paz que se esperaban.

Además, constituye un momento luminoso y de esperanza para esa nación, sus ciudadanos y los países de la región y el mundo que apostaban a la culminación de un proceso pacífico, con apego a un orden democrático.

Publicidad
Publicidad