X
    Categorías: Deportes

Nelson Cruz, Nomar Mazara y Gary Sánchez con jonrones más largos

NEW YORK.-Los dominicanos Nelson Cruz, de Seattle; Gary Sánchez, de los Yanquis, y Nomar Mazara, de Texas, quedaron incluidos entre los diez con los cuadrangulares de mayor distancia desde que las Grandes Ligas empezó a utilizar el sistema de medidas Statcast™ desde 2015.

El batazo de Cruz fue medido a 493 pies de distancia el 24 de septiembre, 2016, vs. Mellizos. El tablazo del dominicano alcanzó el tercer nivel de las sillas en el Target Field, con una velocidad de salida de 114.3 millas por hora y un ángulo de salida ideal de 25 grados.

Sánchez también disparó uno de 493 pies de distancia el 22 de agosto, 2017, vs. los Tigres. Lo más impresionante del bambinazo del Sánchez fue que lo dio en un cambio de 80 millas por hora del zurdo Matthew Boyd, lo que demostró la gran fuerza del receptor de los Bombarderos. Michael A. Taylor, de los Nacionales, también pegó uno de 493 pies de distancia, 20 de agosto, 2015, vs. Rockies.

Mazara está empate en el octavo lugar con el venezolano Willson Contreras, de los Cachorrros. con 491 pies.
de distancia. Mazara lo conectó el 25 de mayo, 2016, vs. Angelinos, y Contreras el 18 de octubre, 2017, Juego 4 de SCLN vs. Dodgers.

El dominicano, un novato en ese entonces, llamó más la atención con un descomunal vuelacercas que llegó al segundo nivel del Globe Life Park en Arlington.

El listado de los jonrones más largos lo encabeza Trevor Story, de Colorado, quien el miércoles pasado bateó uno de 505 pies de distancia vs. Gigantes.

Luego le sigue Giancarlo Stanton, de los Yanquis con uno de 504 pies de distancia el 6 de agosto, 2016, vs. los Rockies.

En la tercera posición están igualados Kris Bryant, de los Cubs, Aaron Judge, de los Yanquis, con 495 pies de distancia.

El listado lo cierra Joey Gallo, de Texas, con uno de 490 pies de distancia el 17 de septiembre, 2017, vs. Angelinos.

Otro detalle

— Espectacular
Pocas personas en el planeta pueden describir lo que se siente al batear una bola tan lejos que los camarógrafos la pierden de vista. La emoción sube cuando Statcast™ lo mide.

Este website usa cookies.