Martes, 17 de julio, 2018 | 10:24 am

Mujeres, vamos a caminar por nuestros derechos este domingo 15



Las contradicciones en este país son de nunca acabar, se quiere pretender que en muchas cosas estamos “alante-alante” pero, por ejemplo, desde que llueve torrencialmente nuestra realidad queda al desnudo. Un país donde se “invierten” 600 millones de pesos en la remodelación de un hospital, sólo para que la lluvia lo inunde y revele las innumerables filtraciones que tiene.

Se quiere vender que la República Dominicana es un país abierto, moderno,  ¿han visto los anuncios de promoción del Ministerio de Turismo? Quien no ve, nos compra (como dice el refrán);  se quiere vender que este es un país donde se respeta el derecho de las personas; donde los poderes del Estado trabajan por y para la ciudadanía.  Falso.  Queremos aparentar lo que no somos.

Es una contradicción que el Congreso hable de justicia y libertad cuando, por ejemplo, la mayoría de quienes componen el Poder Legislativo de este país, no reconocen el derecho de las mujeres a acceder a un aborto seguro.   La posición de los diputados se contrapone con el informe realizado por la empresa Untold Research en la República Dominicana  y publicado en la prensa nacional, el 79% de las personas consultadas está de acuerdo en que el aborto no sea criminalizado cuando la vida o salud de las mujeres están en riesgo; el 76% cuando el embarazo no tiene probabilidades de vida fuera del útero de la mujer; y un 67% cuando el embarazo es producto de violación o incesto.

Gente, ¡por favor!  República Dominicana es uno de los cinco países del mundo, lea bien, del mundo, en los cuales todavía el aborto está prohibido y penalizado.  Encabezamos la lista junto con Nicaragua, El Salvador, El Vaticano y Malta.

Las mujeres somos el 50 por ciento de la población dominicana y se nos está negando el derecho a decidir:  a decidir que, si desconocidos me violan, yo no pueda decidir acceder a un aborto seguro; que, si el padre, abuelo, tío o hermano de su hija la violan, ésta no pueda acceder a un aborto seguro o si la vida tuya, mujer, está en peligro o si el producto no tiene posibilidad de vida fuera del útero, no puedas acceder a un aborto seguro.

Este domingo 15 de julio yo voy a caminar para exigir que se reconozcan mis derechos como mujer y soberana de mi vida. Que nadie viva mis culpas: que si yo decido abortar porque no quiero tener el hijo de un violador, que pueda ir y hacerlo. Es mi decisión, no la nadie más.

Es importante que recordemos que el aborto en tres causales (cuando la vida de la mujer está en peligro, por violación e incesto y cuando el producto es incompatible con la vida) son derechos humanos de la mujer

Las mujeres dominicanas, y esto es innegable, hemos recibido el apoyo del presidente de la República, Danilo Medina, quien ha devuelto dos veces el proyecto de Código Penal planteando que el Código debe establecer el aborto en las tres causales: despenalización del aborto:  de violación o incesto; cuando la vida de la madre corre peligro o cuando el producto presenta situaciones incompatibles con la vida.

Este domingo 15 julio, a las 9 de la mañana, partiendo del Colegio Médico Dominicano, vamos a caminar mujeres.  Participemos de esta caminata que convocan más de 80 organizaciones unidas en la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres. Vamos a caminar para exigir que se respeten nuestros derechos.

Publicidad