Miles familias se reúnen al abrirse la frontera México-EEUU por cinco minutos

descarga


Ciudad Juárez.- Miles de familias divididas por la frontera entre México y Estados Unidos, se reencontraron hoy en la norteña Ciudad Juárez gracias a una iniciativa binacional que por cinco minutos les allanó el paso entre los dos países.

El encuentro ‘Hugs not Walls’ (Abrazos no Muros) representó para más de un millar de familias mexicanas la oportunidad del reunirse con sus hijos, hermanos y abuelos, que por diversas causas no han podido salir por años de Estados Unidos.

Tal es el caso de la familia Apolito, que para ver a su hija que vive en Estados Unidos ha viajado más de 30 horas desde San Andrés (en el oriental estado de Veracruz) a Ciudad Juárez, en el norteño estado de Chihuahua. “Tenemos 15 años sin verla. Sentimos mucha emoción y alegría por abrazar a mi hija y a mi yerno”, dijo a Efe Manuela Apolito, una mexicana de 55 años de edad.

La hija de los Apolito cruzó la frontera con 15 años de edad con la ayuda de un coyote (persona que lleva indocumentados de México a Estados Unidos), y desde entonces se vio apartada del resto de su familia.

Manuela se proclamó en contra la construcción del muro fronterizo que el presidente estadounidense Donald Trump aprobó la semana pasada y que pretende que sea pagado por México, lo que originó discrepancias con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

“No queremos el muro, queremos estar con nuestra familia. Dios no nos pone barreras cuando vamos al cielo”, dijo Manuela.

Gabriela Castañeda, una de las organizadoras del evento y directora de comunicaciones de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos en El Paso (Texas, EE.UU), explicó que esta iniciativa de abrir la frontera pretende ser una protesta contra las políticas migratorias actuales.

“El evento ‘Abrazos No Muros’ es la mejor manera de protestar en contra de las políticas migratorias actuales que deportan y separan familias y que continúan militarizando nuestra frontera, es una manera de decir que estamos en contra de estas políticas que causan sufrimiento innecesario”, comentó.

Los hermanos Lopez habían pasado 11 años sin ver a su padre, quien partió a Estados Unidos a intentar darles una mejor vida, hasta que se reunieron hoy con él al abrirse la frontera entre Ciudad Juárez y El Paso. Los Lopez viajaron desde Oaxaca un día entero para abrazar por cinco minutos a su padre, un residente de California (EE.UU) que viajó 12 horas para encontrarse con ellos.

“Estamos en contra del muro, no lo vemos de la misma manera que él (Donald Trump)”, dijo Raúl López. Castañeda informó que la reunión ‘Abrazos no Muros’ permitió el reencuentro de unas 1.500 familias.

Las familias se abrazaron por cerca de 5 minutos sobre el lecho del hoy seco Río Bravo, que marca la frontera de México y Estados Unidos. Las autoridades fronterizas, aunque vigilantes, abrieron la barrera de lámina existente para permitir a los viajantes abrazar a sus seres queridos.

El evento tomó una relevancia particular luego de la llegada de Donald Trump a la presidencia de EE.UU. y sus decisiones destinadas a combatir la inmigración y a construir un muro que pretende que sea pagado por México.

Trump podría empezar a construir el muro en los próximos meses, ya que una ley de 2000 permite levantar una valla de hasta 700 millas (1.126 kilómetros, de los que más de mil ya están construidos).

Noticias Relacionadas

Publicidad
Publicidad