Lunes, 19 de noviembre, 2018 | 10:07 pm

Menú para el manjar de Acción de Gracias

Momento para compartir y agradecer las bendiciones recibidas

36v-17_1p01


Con el paso de los años he aprendido que nosotros, como seres humanos, debemos ser agradecidos y dar gracias por todo en la vida, sean malos o buenos los momentos.

Celebrar el Día de Acción de Gracias no solo implica grandes manjares y buenos platos, también significa sentarse alrededor de la mesa y compartir con los seres que más amamos las bendiciones otorgadas por Dios y agradecer cada etapa de la vida y las bondades que hemos recibido en este mundo terrenal.

La buena comida

Que en este día de Acción de Gracias no falte la buena comida en su mesa, pero también que no falte el compartir con quien aman, los regalos y méritos dados por Dios.

Vamos a proponernos celebrar un día diferente, dando testimonio de todo lo recibido en nuestras vidas.

Hoy les traigo un plato súper especial para compartir en la mesa con la familia y brindar por ver partir un año más y esperar el que viene con todas las bendiciones a recibir.

Cero complicaciones

Para no complicarse la vida, les sugiero preparar una mesa con un menú sencillo, compuesto por una o dos carnes, donde no falte el pavo, una ensalada que sea de la preferencia de todos en la casa, un arroz y un postre, claro sin que falte un buen vino para sellar con alegría la noche.

La idea es comer bueno y agradecer las bondades que hemos recibido.

Pechugas rellenas de plátanos maduros y mariscos en salsa de vino 

Ingredientes

4 pechugas de pollo finas, deshuesadas y sin piel
4-8 rebanadas de prosciutto
1/2 plátano maduro pero firme
4-8 rebanadas de tocineta
4 rebanadas de queso edam o mozzarella
4 rebanadas finas de pimiento morrón asado
1/4 de aceite para freír o mantequilla
1 taza de mariscos previamente cocido y listo como de costumbre
Sal y pimienta al gusto

Ingredientes salsa de vino

Vino
Maicena
Crema leche
Pizca de azúcar, toque de sal y pimienta

Preparación:

Corte y abre las pechugas en forma de mariposa, luego machárlas para estirarlas un poco, procure que no se rompan al darle los golpes para estirarla con el machacador de carne.

Corte el plátano maduro en julianas finas o, si prefieres, en cubos pequeños. Fría los plátanos y deje que se enfríen antes de usarlos. Esto para que no se queme los dedos al envolver las pechugas.

Luego rellene las pechugas con el prosciutto, el plátano, el queso y pimiento y los mariscos.

Enróllelas con cuidado de que no se salga el relleno y cúbralas con una o dos rebanadas de la tocineta.

Hornéelas por 20 minutos o hasta dorar la tocineta a 375º F. Déjelas reposar minutos antes de servirlas. Báñela con la salsa de vino.

Preparación de la salsa

Disolver la maicena en un poquito de vino tinto y reservar.

Mezclar en una cacerola todo el vino restante, la nata, el azúcar, la pimienta, la sal a gusto y mezclar. Cocinar a fuego lento y agregar la maicena disuelta en un poquito de vino.

Mezclar constantemente la preparación hasta que espese.