Jueves, 15 de noviembre, 2018 | 9:23 pm

Marcha Verde respalda movilizaciones pacíficas en reclamo de derechos violentados por la corrupción

La revelación de los sobornos de Odebrecht fue lo que impulsó las protestas canalizadas en la Marcha Verde.  Archivo
La revelación de los sobornos de Odebrecht fue lo que impulsó las protestas canalizadas en la Marcha Verde. Archivo


Santo Domingo.- Marcha Verde reiteró hoy su solidaridad con todas las manifestaciones ciudadanas, pacíficas, familiares e incluyentes orientadas a exigir el fin de la corrupción y el sometimiento penal de quienes atenten contra los bienes comunes del pueblo dominicano.  

El movimiento explicó que hasta el momento no tiene ninguna convocatoria de movilización específica, pero respalda toda expresión de reclamo de derechos violentados por la corrupción, siempre y cuando se desarrollen de forma pacífica y respetando los derechos del resto de la ciudadanía.

Marcha Verde promueve la movilización y articulación de consciencias ciudadanas por el fin de la impunidad, y lo hace utilizando la enorme inteligencia y creatividad del pueblo dominicano, con métodos que nos ayuden a sumar voluntades y a superar la histórica dispersión que afectaba a nuestra sociedad antes del 22 de enero del 2017. La movilización pacífica y creativa nos favorece. La desmovilización, la fragmentación y la violencia favorecen a los corruptos y a sus bocinas”,  afirmó el colectivo mediante un comunicado.

Para Marcha Verde la corrupción y la impunidad son dos males presentes en todos los estamentos del Estado y la sociedad. Estos males, aseguran, afectan el derecho a la salud, la alimentación, la educación, el transporte, el trabajo, la recreación y la protección efectiva de los recursos naturales.

El movimiento entiende que ningún ente social comprometido con la democracia y la protección de los derechos de la población debe ser indiferente ante el reclamo de justicia que hoy brota en todos los rincones de República Dominicana.

“En vez de estigmatizarlos, satanizarlos o reprimirlos, a todos y todas nos toca solidarizarnos e incentivar los reclamos pacíficos y cívicos de justicia y bienestar común. El pueblo dominicano tiene hambre y sed de Justicia. Y sería un crimen cerrarles los caminos democráticos necesarios para saciar esta gran necesidad”, concluyen en el documento.