Jueves, 13 de diciembre, 2018 | 4:06 am

Luisín Mejía debe impulsar un plan de viviendas para atletas



La mayoría o casi la totalidad de los atletas del país carecen de una vivienda en buenas condiciones.
Es injusto que los atletas del país tengan que ganar medallas en los eventos grandes para que se convierta en la excusa para solicitar al Gobierno que los favorezcan con una vivienda, algo que no debe ser.

Los atletas dominicanos merecen ser incluidos en los planes de viviendas del Estado, sin importar que ganen o no medallas en los eventos internacionales.

El presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luisín Mejía, debe aprovechar su condición de miembro del Consejo de Administración del Banco de Reservas para impulsar que esa entidad favorezca a los atletas con financiamientos de viviendas, colocándoles tasas preferenciales en proyectos que les puedan ser asequibles.
De igual modo, aquellos que sus padres poseen los terrenos, darles las facilidades financieras para que las remodelen.

La mayoría de los atletas de alto rendimiento del país pertenecen a las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, es decir son trabajadores del Estado, lo que es una garantía de que pagarán los financiamientos que les coloquen.
Quitarles a los atletas del país la preocupación de que sus familiares viven en hogares con condiciones insoportables, rendirá mayores beneficios al país, porque asegura que su rendimiento alcanzará niveles superiores.

Además, se debe de tomar en cuenta que la mayoría de los atletas dominicanos viven en sectores, donde existen niveles de criminalidad muy altos, una razón muy valedera para tratar de apartarlos de esos ambientes.

En todos los discursos de las autoridades se escucha bastante que nuestros atletas son héroes, así que la mejor manera de demostrarles que eso es cierto es poniéndolos a vivir como tales.

Publicidad